Amigos y rivales: crónica de la destruida amistad entre Trent Reznor y Marilyn Manson

Las recientes acusaciones por abusos contra Marilyn Manson evidenciaron de paso su distancia con quien alguna vez fuera su colega, mentor y productor musical. «He hablado por años de mi disgusto por Manson como persona», declaró recientemente el líder de Nine Inch Nails, quien luego de producir sus primeros discos vio cómo la amistad se iba resquebrajando.

Nine Inch Nails y Marilyn Manson surgieron alrededor de la misma época. Mientras el primer grupo se formó en Ohio en 1988, grabando sus primeros demos cuando Trent Reznor trabajaba como conserje en los estudios Right Track, el segundo comenzaba por esos mismos años a hacerse un nombre en Florida, a partir de estrambóticos shows y puestas en escena en vivo.

Y aunque el debut discográfico de NIN -”Pretty Hate Machine”- superó en casi cinco años la aparición del primer disco de Marilyn Manson, el lanzamiento fue a su vez un hito significativo en la historia que terminaría uniendo a dos de los artistas más originales de la música surgida a inicios de los 90 y emblemas del alguna vez llamado rock industrial.

Dos íconos hoy distanciados, como quedó en evidencia en los últimos días, luego que Mason fuera acusado públicamente de distintos tipos de abusos por diversas mujeres, y que Reznor manifestara su apoyo a esos testimonios señalando que su ex amigo es en realidad “una mala persona”.

De hecho, fue en 1993 que Reznor supo de la existencia de esta otra banda, cuyo nombre se inspiró en la artista Marilyn Monroe y el asesino serial Charles Manson. La extravagante imagen del conjunto le interesó lo suficiente como para ofrecerles un contrato en su recién creado sello Nothing Records.

Trent Reznor y Marilyn Manson. 1994.

“Trent y yo nos conocimos casi al mismo tiempo que se formó Marilyn Manson”, dijo Manson a Guitar World. “Nos hicimos amigos. Teníamos mucho en común”. Reznor formó Nothing Records en 1992 y quería que Marilyn Manson fuera la primera banda contratada por el sello.

Acusaciones de abuso, adicciones y contratos cancelados: Marilyn Manson en su propio abismo

Manson -cuyo nombre real es Brian Warner- aceptó la oferta de Reznor para producir su álbum debut, “Portrait of an American Family”. “Cuando trabajas con Manson, él demanda de ti harto trabajo, pero si quiere que estés 15 horas pendiente él también va a estar 15 horas. Trent trabaja de la misma forma. Ambos trabajan duro y juegan duro también”, dijo Sean Beavan, uno de los hombres encargados de mezclar “The Downward Spiral” (1995) de NIN, en conversación con Culto en marzo de 2019.PUBLICIDAD

Una relación laboral que continuó con la producción del EP de 1995, “Smells like children” -con el exitoso cover de de Eurythmics, “Sweet Dreams (Are Made of This)”, y con el álbum “Antichrist Superstar” (1996). Sin embargo, fue el LP de “The beautiful people” el que dio pie a los primeros quiebres entre Reznor y Manson.

El hombre de “Kill4Me” creyó que Reznor había destruido los masters de “Antichrist Superstar”, pero lo principal tenía relación con la adicción a las drogas.

Al menos eso expresó Manson en conversación con Howard Stern en su programa radial. “Todo estaba relacionado con las drogas”, dijo Warner. “Un día Trent me dijo ‘Tenemos que dejar de consumir drogas’. Él era como mi mentor, así que dejé de consumir drogas. Pero el propio Reznor no siguió su propio consejo. Entonces las cosas cambiaron y yo era el nerd”, dijo Manson.

Ante tales declaraciones públicas, Reznor no se quedó en silencio. En 2009, el hombre de “Closer” confirmó en entrevista con Mojo lo del abuso de drogas, pero dijo que su ex protegido es quien se ha convertido en un “payaso tonto”.

“Es un tipo malicioso y pisará la cara de cualquiera para tener éxito y cruzar cualquier línea de decencia. Al verlo ahora, las drogas y el alcohol gobiernan su vida”, dijo el compositor y productor, quien sitúa el comienzo de los problemas entre ambos incluso antes del conflicto por Antichrist...

“Durante la gira Spiral... los apoyamos para que nuestra audiencia se volviera hacia ellos y en ese momento, muchas de las personas de mi círculo habían caído en el alcoholismo. Pero Manson, no”, dijo Reznor a Mojo. “Su impulso por el éxito y la autoconservación era tan alto que fingía estar muy alcoholizado cuando en realidad no lo estaba”.

Trent Reznor y Marilyn Manson. Junio 1995.

“Las cosas se pusieron feas entre nosotros y no soy inocente. Sin embargo, la mayoría provino de un tipo resentido que finalmente salió de debajo del umbral del maestro y pudo apuñalarlo por la espalda”, sentenció Reznor.

Pero el episodio más controversial entre los músicos corresponde a un pasaje de las memorias de Marilyn Manson, publicadas en 1998 en co-autoría con Neil Strauss.

El libro titulado La larga huida del infierno, publicó una supuesta entrevista inédita de Manson con Empyrean Magazine de 1995, la que en su momento no vio la luz por “objeciones de contenido por parte del editor de Empyrean, Centaur Enterprises, que creía que la revista había seguido procedimientos de entrevista poco éticos para extraer información del Sr. Manson”.

La entrevista en cuestión, detalla cómo Manson y Reznor abusaron sexualmente de una mujer en estado de ebriedad. Un suceso que el líder y fundador de Nine Inch Nail calificó como una mentira.

“He hablado durante años sobre mi disgusto por Manson como persona y corté lazos con él hace casi 25 años. Como dije en ese momento, el pasaje de las memorias de Manson es una fabricación total. Estaba enfurecido y ofendido cuando salió y sigo siéndolo hoy”, dijo Reznor en una publicación reciente de Pitchfork.

El abismo de Manson

Tras las denuncias de abuso sexual y psicológico, publicadas a comienzos de esta semana por la actriz Evan Rachel Wood -quien fue pareja de Marilyn Manson entre 2007 y 2010-, el artista se defendió declarando que todas sus relaciones han sido de común acuerdo.

“Mis relaciones íntimas siempre han sido completamente consensuales, con parejas de ideas afines. Independientemente de cómo -y por qué- otros ahora eligen tergiversar el pasado, esa es la verdad”, dijo Marilyn Manson a través de Instagram.

Sin embargo, Dan Cleary, quien se desempeñó como su técnico de guitarra entre 2007 y 2008, y asistente personal entre 2015; defendió a la actriz de Westworld, confirmando lo declarado por otras cuatro mujeres que acusaron al artista.

Lo vi de primera mano, una y otra vez, siendo un novio violento y abusivo con Lindsay [su novia de entonces]. Durante los casi dos años la vi llorar y él gritando y menospreciándola. Amenazaba con matarla, cortarla, enterrarla, avergonzarla ante el mundo. Hacerla llorar y temerle lo hacía sentir bien. Le recordaba que estaría sin hogar sin él”, agregó Cleary.

No fue el único.

Wes Borland, guitarrista de Limp Bizkit, calificó a Manson de “tipo malo” en una reciente conversación en el canal Space Zebra a través de Twitch.

Borland conoció de cerca a Manson tras formar parte de su banda en vivo en 2008. “No es un buen tipo y todo lo que la gente ha dicho sobre él es jodidamente cierto… Están diciendo la verdad”.

Wes Borland y Marilyn Manson.

Aunque aclaró que lo considera “increíblemente talentoso”, enfatizó que está “jodido” y que necesita “ser puesto bajo control, estar sobrio y llegar a un acuerdo con sus demonios”.

“Es un puto tipo malo”, sentenció el músico de Limp Bizkit, quien colaboró con Manson durante su relación con Evan Rachel Wood. “Lamento llevar esto a un lugar oscuro, pero ese tipo está cancelado”, expresó negándose a dar detalles al respecto.

El pasado lunes, cuando Wood hizo pública la denuncia contra Manson, el sello discográfico Loma Vista Recordings -que lanzó las producciones Cry Little Sister, God’s gonna cut you off MM11– anunció que dieron por finalizado el trabajo, actual y futuro, con Marilyn Manson.

Además, las productoras tras las series American Gods y Creepshow, informaron que eliminarían las participaciones especiales de Manson en dichas ficciones.

Compartir