De ‘Pennyworth’ a ‘Batwoman’: 5 series que amplían el universo de Batman sin contar con él

A veces hace acto de presencia Bruce Wayne, pero aquí los protagonistas son sus ayudantes, enemigos o personajes satélite

A punto de cumplir los 82 años (lo hará en marzo), la sombra del personaje creado por Bob Kane y Bill Finger se extiende cada vez más por las series. Bruce Wayne y su alter ego enmascarado han tenido una larga y prolífica vida tanto en los cómics como fuera de ellos. Durante mucho tiempo, la pequeña pantalla se había inclinado más hacia la animación que a la acción real, salvo excepciones como aquella joya que era el Batman en pijama de Adam West en los sesenta. En los últimos años, sin embargo, su universo, lleno de villanos y con el sidekick por excelencia, se ha visto ampliado con varias series que merecen, al menos, una oportunidad. Aunque luego el resultado haya sido dispar.

Aves de presa, en el lejano 2002, con las hija del comisario Gordon, Bárbara, y el vástago secreto de Catwoman y Batman, Helena, se fue rápido al traste por sus malos datos de audiencia, mientras que la reciente serie animada DC Super Hero Girls no tiene mayor interés que el de vender muñecas. Pero, más allá de estas dos series con poca fortuna y recorrido, existen otras a las que asomarse para ampliar el universo de Batman sin que este haga acto de presencia. Si acaso, aparece como Bruce Wayne antes o después de enfundarse el traje. Nunca con él.

‘Pennyworth’ (2019-)

Alfred Pennyworth, exsoldado de Su Majestad. (Fuente: Starzplay)

Disponible en el catálogo de Starzplay y con la segunda temporada a punto de desembarcar (lo hará el próximo 28 de febrero), Pennyworth es una de las mejores series con personajes salidos de los cómics de Batman que se puede ver actualmente. Básicamente lo que han hecho Bruno Heller y Danny Cannon ha sido remontarse a los años mozos de Alfred y desarrollar una historia en la que se mezcla la estética del cine de gánsteres con una trama de espías y organizaciones malvadas.

Interpretado por Jack Bannon, este Alfred es un exsoldado con los traumas propios de la guerra que monta una empresa de seguridad privada a su vuelta al Londres en los años sesenta. Es un negocio próspero, pero arriesgado, sobre todo después de que se crucen en su camino los americanos Thomas Wayne (Ben Aldridge) y Martha Kane (Emma Paetz). Sí, son los padres del futuro Batman aunque, en realidad, los personajes podrían llamarse de cualquier otra forma, porque ser quienes son es lo único que les une al Hombre Murciélago. Por lo demás, Pennyworth resulta una serie realmente divertida, disfrutable y con una banda sonora que se merece su propia lista de reproducción. En la segunda temporada, además, se sumará James Purefoy a la fiesta.

‘Gotham’ (2014–2019)

‘Gotham’ puso a Gordon frente a infinidad de villanos. (Fuente: FOX)

La predecesora de Pennyworth fue Gotham, creada también por Bruno Heller, un gran conocedor del universo de Batman. Aquí el protagonista era un joven James Gordon (Ben McKenzie) que debía enfrentarse al crimen organizado y desorganizado de una Gotham tan oscura y fotogénica como siempre. La serie contaba sus primeros años como policía y cómo hizo frente al caso que más marcó su carrera: el asesinato del matrimonio Wayne. Una parte de la trama giraba en torno a la relación entre el joven Gordon y el niño Bruce (David Mazouz).

Gotham contó con cinco temporadas y tuvo sus altibajos, pero fue un ejercicio muy interesante para aproximarse al pasado de algunos de los villanos más icónicos a los que ha tenido que enfrentarse Batman en las viñetas. Ante las cámaras pasaron Selina Kyle, Pamela ‘Ivy’ Pepper, Jerome Valeska, Harvey Dent y Edward Nygma; todo ellos antes de convertirse en Catwoman, Poison Ivy, Joker, Dos Caras y Enigma. De todos, quien se merece una mención especial es Oswald Cobblepot, alias Pingüino. Robin Lord Taylor estaba inmenso. Por cierto, en esta también aparecía Alfred y tenía la pinta de Sean Pertwee. La serie completa está en Netflix.

‘Batwoman’ (2019-)

Tenemos Batwoman nueva en Gotham. 

De Batwoman puede decirse que es un dos en uno. La primera temporada, con Ruby Rose, no cuajó. Con su salida, los guionistas hicieron borrón y cuenta nueva para mejor (ya analizamos el regreso de la serie) y la producción de The CW que, aquí emite HBO España, ha salido ganando. En esta, Batman no está, pero se le espera. Si Superman apareció como invitado especial en Supergirl, ¿por qué no Batman en Batwoman? Quizá vuelva en algún momento de ese retiro que ya dura cuatro años y que dejó a Gotham en manos de la seguridad privada de la empresa de su tío. Al menos hasta que su prima, Kate Kane, descubrió quién era realmente el Hombre Murciélago y decidió adaptar el traje a su morfología.

Con el reseteo, el parentesco entre ambos héroes de Gotham ha desaparecido aunque, aún así, el apellido Wayne no ha desaparecido del todo y por ahí siguen pululando personajes de su universo, además de su prima desequilibrada y villana, Alice (Rachel Skarsten). Sobre todo son ‘hijos de’. Ayudando a la nueva vigilante, Luke Fox (Camrus Johnson), y como parte de los Cuervos, la hija del Alfred, Julia Pennyworth (Christina Wolfe). Bruce Wayne (Warren Christie) aparece, pero resulta que no es él, sino alguien al que le pusieron su cara.

‘Titans’ (2018-)

Robin, el eterno ‘sidekick’. (Fuente: Netflix)

El eterno sidekick, Dick Grayson/Robin (Brenton Thwaites), se ha desligado por completo de su pasado como ayudante de Batman (o eso cree él) y se ha convertido en agente de la ley. Su problema (uno de ellos, porque tiene muchos) es que en realidad no ha terminado de colgar el traje y tiene cierta tendencia a solucionar por la vía del héroe enmascarado violento lo que no puede arreglar como policía. En esas está cuando una joven que resulta ser hija de un demonio, Raven (Teagan Croft), le busca para que la ayude a escapar de los peligros que la acechan.

A su aventura se unen una alienígena desmemoriada, Starfire (Anna Diop) y un chaval llamado Gar capaz de transformarse en casi cualquier animal. Formarán un grupo de lo más variopinto que provoca que Robin, antiguo líder de los Titans, reclame la atención de un equipo con el que las cosas no salieron demasiado bien. Oscura y de interés intermitente, Titans es un catálogo de ayudantes de superhéroes intentando buscar su parcela de protagonismo y mucho drama interior. En la serie, creada por Akiva Goldsman, Geoff Johns y Greg Berlanti para el DC Universe (en España está en Netflix) aparecen además de Dick, Jason Todd (otro Robin), Superboy, Krypto y Wonder Girl. En la segunda temporada hizo acto de presencia para tomar el té Iain Glen como Bruce Wayne y aquella escena del cabaret.

‘Teen Titans Go!’ (2013-)

Titanes, jóvenes y muy chiflados. (Fuente: Boing)

La serie buena de los Titans es esta. Puede que su público objetivo sean los niños, pero cualquier adulto dispuesto a pasarlo bien encontrará un filón de aventuras locas, canciones que le serán difíciles dejar de cantar (¡Gofres, gofres, gofres!) y hasta clases de economía (el capítulo de la estafa piramidal no tiene desperdicio). Básicamente su historia es la de un grupo de perdedores que disfrutan de los placeres mundanos desde su torre y que estarían tan tranquilos con esa vida si no fuese porque Robin está obsesionado con demostrar que es un gran líder y que puede ser tan buen héroe como su mentor.

Pero a Teen Titans Go! uno va a reírse. Principalmente del neurótico Robin, pero también de la extraña forma de hablar de Starfire y su incomprensión del comportamiento humano; del sarcasmo y la mala leche de Raven; de las ocurrencias de Cyborg y su buen apetito y de Chico Bestia siéndo Chico Bestia. De animación y comedia, esta serie es maravilla de principio a fin. Aviso a no iniciados en su mundo: verla da hambre y ganas de cantar.

Compartir