El infierno tras las cámaras de ‘Buffy, Cazavampiros’: Nuevas acusaciones contra Joss Whedon por su trato «tóxico, hostil y abusivo»

El descorazonador relato de Charisma Carpenter se produce tras la denuncia de Ray Fisher el pasado verano, que también dio lugar a la de James Marsters. Sarah Michelle Gellar y otros miembros del reparto muestran su apoyo a la intérprete.

Nuevas acusaciones contra Joss Whedon vuelven a poner al director, productor y guionista en la picota, que, una vez más, ha vuelto a ser objeto de las denuncias de uno de sus trabajadores por su abusivo comportamiento en el set de rodaje. La última en señalar directamente al cineasta, director de Vengadores y creador de algunas inolvidables series de ciencia ficción como Buffy, cazavampiros o Firefly, ha sido precisamente Charisma Carpenter, quien encarnaba a Cordelia Chase en la icónica ficción protagonizada por Sarah Michelle Gellar y también en Angel, su ‘spin-off’.

La actriz ha publicado un detallado texto en su cuenta personal de Twitter en el que, bajo el título «Mi verdad», detalla su pasado en el set de rodaje de ambas series, donde asegura que Whedon creaba un «ambiente de trabajo hostil y tóxico». Las declaraciones de Carpenter llegan casi dos décadas después de haber trabajado a las órdenes del cineasta, casi 20 años en los que, según explica, se ha mantenido en silencio aún con gran pesar: «Estos recuerdos y más han pesado como ladrillos sobre mi alma durante la mitad de mi vida. Ojalá haber dicho algo antes. Ojalá haber tenido la compostura y el coraje en esos años. Pero me he silenciado a mí misma por vergüenza y sentirme condicionada. […] Me ha llevado mucho tiempo reunir el valor para hacer esta declaración públicamente».

El comunicado de Carpenter, quien detalla una serie de experiencias concretas a las que tuvo que hacer frente mientras trabajaba en ambas series, resulta realmente descorazonador. En él, además, hace referencia a la denuncia publica realizada el pasado verano por Ray Fisher, quien acusó a Whedon de haber mantenido un comportamiento abusivo y poco profesional con el reparto y equipo de Liga de la Justicia durante su rodaje en 2017. «Siento un abrumador sentido de responsabilidad hacia Ray y otros por mantenerme en silencio sobre mi experiencia con Joss y el sufrimiento que me ha creado», confiesa la actriz.

Joss tiene historia siendo cruel. Ha creado ambientes de trabajo crueles y tóxicos desde los comienzos de su carrera. Lo sé porque lo he vivido en mis carnes de primera mano. Repetidamente

Según la intérprete, Whedon mantenía una actitud pasivo-agresiva con ella de forma constante, con habituales amenazas de despido o llamándola gorda cuando estaba embarazada de cuatro meses, mientras que también ponía a unos en contra de otros en el reparto. Además, acusándola de haber querido sabotear la serie, Whedon la despediría «sin contemplaciones» en la siguiente temporada tras haber dado a luz. Durante años, según explica, una parte de ella siguió buscando su aprobación y encontrando excusas para el compartamiento de su jefe y no fue hasta tiempo después, en parte por el movimiento ‘Time’s Up’ y tras años de terapia psicológica, que pudo comprender el daño que su comportamiento le había causado a nivel personal. Carpenter también asegura haber participado en la investigación de WarnerMedia por lo ocurrido en el set de Liga de la Justicia tras la denuncia de Fisher.

Ni las acusaciones de Carpenter, ni las de Fisher son las únicas. También el pasado verano el ex de Buffy James Marsters, Spike, compartía una incómoda experiencia protagonizada con Whedon en aquella época al hilo de las acusaciones de Fisher, mientras que el doble de acción Jeff Pruitt le acusó de ser una persona difícil con la que trabajar y de haber sido el responsable de que perdiese algunas oportunidades profesionales en su carrera.

LA REACCIÓN DE SARAH MICHELLE GELLAR, RAY FISHER Y OTROS COMPAÑEROS A LAS ACUSACIONES

Las reacciones al comunicado de Carpenter no se han hecho esperar. Su compañera de reparto Amber Benson, quien interpretaba a Tara Maclay, rápidamente ha compartido la publicación de la actriz en Twitter y le ha dado la razón: «En Buffy había un comportamiento tóxico y empezaba por arriba. Se hizo mucho daño durante esa época y muchos de nosotros todavía lo estamos procesando 20 años después».

También se ha producido en las horas siguientes a la denuncia la reacción más esperada, la de la propia Sarah Michelle Gellar, encargada de encarnar a la cazavampiros titular Buffy Summer:

Aunque estoy orgullosa de que mi nombre se relacione con Buffy Summer, no quiero estar asociada de por vida con el nombre de Joss Whedon

«Estoy más centrada en cuidar de mi familia y sobrevivir a la pandemia actualmente, así que no voy a hacer más comunicados en este momento», continúa. «Apoyo a todas las víctimas de abuso y estoy orgullosa de que lo saquen a la luz».

Similares a las declaraciones de Gellar son las de Michelle Trachtenberg, Dawn Summers en la serie, quien retuiteaba a la protagonista añadiendo que ahora es «una mujer de 35 años lo suficientemente valiente» para hacerlo: «Esto debe saberse. No es un comportamiento apropiado. En absoluto apropiado».

Ray Fisher, por su parte, también respondía al ‘post’ de Carpenter: «Charisma Carpenter es una de las personas más valientes que conozco. Le estaré siempre agradecido por su coraje y por prestar su voz a la investigación. Leed su verdad. Compartid su verdad. Protegedla cueste lo que cueste».

Sensacine

Compartir