La desaparición de Elisa Lam en el Hotel Cecil y otros 5 casos virales del siglo XXI que tienen su propio ‘true crime’

Casualidades imposibles, inesperados sospechosos, un hotel marcado por la muerte y la mala fama y un vídeo que parece sacado de una película de terror prometen volverte loco con la nueva serie documental de Netflix.

Cuando el Departamento de Policía de Los Ángeles, California, decidió hacer público el vídeo en el que Elisa Lam, una joven desaparecida misteriosamente días antes, era vista con vida por última vez, seguro que ninguno de los agentes encargados del caso imaginaba que se acabaría convirtiendo en uno de los fenómenos virales más locos de los últimos tiempos. Y muchísimo menos que sería la piedra angular de una serie en Netflix: Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil.

Las imágenes en cuestión, grabadas por la cámara de seguridad del ascensor del hotel de dudosa reputación conocido como Hotel Cecil, resultaban absolutamente escalofriantes. En ellas, Elisa Lam entraba asustada, se escondía, aporreaba los botones y se asomaba constantemente al pasillo. Las puertas no se cerraban automáticamente. En el escalofriante vídeo también podía verse a la joven estudiante en el pasillo, haciendo movimientos erráticos con las piernas y las manos e incluso manteniendo una conversación con alguien que nunca llegaba a aparecer en pantalla. Posteriormente, unos pasos hacia atrás dejarían a Elisa Lam fuera de plano y esa sería la última vez que se sabría de ella.

El fatídico desenlace de la joven se conocería 20 días después de su desaparición -su cadáver fue encontrado por un empleado de mantenimiento en uno de los depósitos de agua del hotel Cecil-, pero para entonces la maquinaria de las investigaciones online por parte de una legión de internautas interesados en la joven ya se había puesto en marcha. Y sería imparable. Primero, cuando pensaban que todavía seguía con vida, analizando al detalle cualquier pista que la joven pudiera haber dejado en sus constantes publicaciones en Tumblr, pero también tras conocerse que la joven había aparecido muerta. ¿Ha sido Elisa Lam asesinada? ¿Decidió la joven suicidarse? ¿Qué papel jugaba la turbia historia del hotel en este desgarrador suceso?

No queremos desvelar demasiado sobre las locas pesquisas de los investigadores aficionados, pero sí podemos asegurarte que Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil es una de esas series documentales ‘true crime’ con potencial para obsesionarte durante unos días. Casualidades imposibles, inesperados sospechosos, un hotel marcado por la muerte y la mala fama y un vídeo que parece sacado de una película de terror hacen el trabajo para que así sea.

Puedes ver los cuatro episodios que conforman Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil en Netflix, pero, si ya lo has visto, quizá te interese conocer otros ‘true crime’ de lo más locos sobre casos que fueron virales en su día y que puedes encontrar en diversas plataformas de ‘streaming’.

‘A LOS GATOS NI TOCARLOS: UN ASESINO EN INTERNET’
A los gatos ni tocarlos: Un asesino en Internet Tráiler VOSE

El título en cuestión fue suficientemente llamativo en su día como para convertirse en objeto de una gran atención en redes tanto en los días previos a su estreno como a su llegada a Netflix, pero la historia de A los gatos ni tocarlos: Un asesino en Internet ya era viral mucho antes de convertirse en serie documental de la mano de la plataforma de ‘streaming’. ¿El núcleo central? Una historia de lo más aberrante que comenzaba con la aparición de terribles vídeos de gatitos asesinados en la ‘deep web’ y que acababa derivando en el asesinato de un estudiante chino.

La historia de Luka Rocco Magnotta fue muy popular en el año 2012, después de que el infame personaje grabase la violación y posterior asesinato de Jun Lin y luego subiese el vídeo a Internet. Los detalles del crimen son terribles e inhumanos, pero es que además el autor del mismo resultaba ser la misma persona que previamente había compartido sádicos vídeos en los que mataba gatos y que habían hecho saltar las alarmas de un grupo de internautas e investigadores ‘amateurs’ que llevaban tiempo tratando de dar con el psicópata.

En la serie documental de Netflix se explora la viral historia a través de los relatos de aquellos que hicieron posible la investigación y posterior detención, aunque también generó cierta controversia en su día. Según algunos suscriptores, la docuserie no debería haber salido nunca a la luz, puesto que, al fin y al cabo, brindaba al autor de los crímenes una atención que precisamente fue la que lo había llevado a cometer esa serie de terribles actos.

Dónde verla: Netflix

‘EL CASO CONTRA ADNAN SYED’
El caso contra Adnan Syed. Más allá de la historia de 'Serial' Tráiler VO

los ‘podcast’ es bastante reciente, en Estados Unidos este medio de comunicación tiene una gran repercusión en la sociedad. Tal es su alcance, que en 2014, el pocast Serial, presentado por la periodista Sarah Koening y escuchado por millones de oyentes en todo el país, inició una serie de episodios en los que se ahondaba en el polémico caso de Adnan Syed.

Koening y su equipo se dedicaron a analizar todos los detalles relacionados con este joven paquistaní acusado del asesinato de su ex novia, la surcoreana Hae Min Leeen, en enero de 1999. Tras un juicio sin demasiada repercusión mediática, y pese a mantener su inocencia durante todo el proceso, Syed fue condenado a prisión.

El caso llegó a los oídos del juez Martin Welch, quien consiguió un nuevo juicio para Syed. El objetivo del letrado era demostrar que la abogada que le defendió en la vista inicial, Cristina Gutierrez -ya fallecida-, no aportó una serie de pruebas que podrían haber demostrado la inocencia de Syed. El nuevo argumento de Welch no convenció al Estado de Maryland, y el acusado aún continúa en prisión, a la espera de la celebración de un nuevo juicio.

La nominada a un Oscar Amy Berg es la directora de El caso contra Adnan Syed. Más allá de la historia de ‘Serial’. En los cuatro episodios en los que se divide la serie documental, que puedes ver en HBO, Berg profundiza en todos los aspectos que rodearon al crimen por el que Syed fue condenado. A través de varios testimonios de amigos y conocidos del acusado, se narra desde la relación, en secreto, que mantenía con la víctima hasta la profunda depresión en la que viven sus padres, esperando que algún día su hijo salga en libertad. Sin duda, una historia desgarradora que quizá te haga sacar tus propias conclusiones.

Dónde verla: HBO

‘TE QUIERO, MUÉRETE’
Te quiero, muérete Teaser VO

Un 13 de julio de 2014, Conrad Roy paró su coche en el aparcamiento de la tienda Kmart de Fairhaven (Massachusetts). Intercambió una serie de mensajes con su novia Michelle Carter. “¿Lo harás hoy?”. “Cuélgate, salta de un edificio, apuñálate. Hay muchas maneras”. Encerrado en su vehículo, con el motor en marcha, Conrad, de 18 años, se asfixió respirando monóxido de carbono.

Te quiero, muérete es un documental dividido en dos partes sobre el juicio que condenó a Michelle Carter por homicidio involuntario. Conrad y ella se enamoraron enviándose mensajes de texto y solo se vieron en persona en cinco ocasiones a lo largo de dos años. Las conversaciones entre ambos mostraban a Michelle incitando a su pareja a quitarse la vida en unas cuantas ocasiones.

El documental, dirigido por Erin Lee Carr, no solo se centra en el juicio contra Michelle Carter, también indaga en la extraña relación que ambos jóvenes mantenían y muestra la situación en la que se encontraba el fallecido: ansiedad social, depresión, malos tratos, pensamientos suicidas, falta autoestima…

Durante el juicio, Michelle Carter y sus abogados intentaron que fuera declarada inocente alegando que las pastillas que tomaba la joven por su bulimia hicieron que no pudiese distinguir entre el bien y el mal. La jugada no les salió bien. Carter fue declarada culpable y condenada a 15 meses en un correccional. Salió en enero de 2020 a los 23 años.

Dónde verla: HBO

AMANDA KNOX
Amanda Knox Tráiler VO

Una joven estadounidense de 20 años, un chico del que anda completamente enamorada, un tranquilo pueblo de Italia y una chica asesinada. Estos son los ingredientes de Amanda Knox, el documental de Netflix que rescata este caso real que tanto dio que hablar en 2007.

Amanda Marie Knox consiguió su sueño de vivir en Italia en 2007, cuando se mudó por un año a Perugia. Allí compartía piso con la británica Meredith Kercher, quien fue encontrada muerta en su habitación el 1 de noviembre de 2007. Este suceso impactó fuertemente a la población, que llevaba mucho tiempo sin ningún homicidio, e hizo que los medios italianos se interesasen rápidamente por él. Sin embargo, Knox fue representada de manera muy negativa. Esta imagen llegó también a medios internacionales que cubrían la noticia con la información italiana.
Lo trágico del caso, la juventud de los implicados y la difamación que hubo en torno a Amanda hicieron que el suceso tuviese mucha repercusión internacional. Además de lo ocurrido más tarde. No añado mucho más para que puedas descubrirlo por tu cuenta, pero el documental de Netflix te dejará con la boca abierta en más de una ocasión.

Dónde verla: Netflix

‘AMERICAN MURDER: THE FAMILY NEXT DOOR’

El Caso Watts: El padre homicida ha sido uno de los true crime más vistos en la plataforma de ‘streaming’ en Estados Unidos, y es que la crudeza, realismo y narrativa cronológica del caso Watts son algunas de las claves de su éxito. La cineasta Jenny Popplewell ha sido la encargada de llevar a cabo esta labor de documentación para plasmar los hechos que tuvieron lugar en 2018 en Frederick, Colorado (Estados Unidos), sobre la desaparición y muerte de Shanann Watts, quien estaba embarazada de 15 semanas, y sus dos hijas menores Bella y CeCe, a manos de su marido y padre, respectivamente, Chris Watts.

El ‘true crime’ narra la supuesta vida idílica que llevaba la familia Watts, y que tanto se encargaban de mostrar en sus respectivas redes sociales y vídeos caseros. En estos últimos, Chris, quien ha sido condenado a prisión perpetua en la cárcel de Wisconsin, muestra el perfil del marido y padre perfecto. Sin embargo, el suceso acontecido es una muestra evidente de que no todo era lo parecía. Más allá de realizar entrevistas a los criminólogos, la familia de la fallecida y del asesino, el documental se basa en los hechos y en los archivos documentales que fueron recogidos de la propia familia.

Mediante los diferentes ‘posts’ en las redes sociales, imágenes, audios de la víctima, videos familiares, la llamada de una de las amigas de Shanann al 911, las cámaras de seguridad del vecino de los Watts, Nate Trinastich, quien facilitó las cintas al FBI, y otros tantos archivos reales y verídicos, son el resultado de un documental que, sobre todo, muestra los hechos tal como acontecieron y de una forma cronológica. De esta forma, el largo adentra al espectador en la familia, y en esa realidad alternativa que mostraban al mundo, hasta hacerle testigo del femicidio realizado por Chris Watts.

Sensacine

Compartir