La temporada 4 de ‘The Good Doctor’ ya ha regresado y lo hace con interés amoroso para Shaun

El cirujano interpretado por Freddie Highmore ha tenido un sueño romántico con una residente. Y, por supuesto, se lo ha contado a Lea.

Tranquilidad, Shaun (Freddie Highmore) y Lea (Paige Spara) siguen siendo la pareja principal de The Good Doctor, pero los guionistas han decidido jugar un poco con ellos e introducir -de aquella manera- un interés amoroso para el cirujano. En el regreso de la cuarta temporada del drama médico, el protagonista sueña con una de sus residentes y le planteará el dilema a su novia.

Como conocemos gracias a TVLine, Shaun tiene un sueño en el que besa a la residente Cintia D’Souza (Priscilla Faia). Suficiente para él, que no puede evitar decírselo a Lea a pesar de que Park (Will Yun Lee) y Jordan (Bria Henderson) le aconsejan que no lo haga. Por supuesto, Lea no se sorprende. En su lugar, ayuda a que su pareja entienda que no hay ningún problema en que tuviese un sueño romántico con otra persona. No indica que hubiese algún problema en su relación. Para terminar de zanjar el asunto, Lea le muestra algunas malas prácticas de D’Souza mientras se sirve ensalada, algo que debería quitarle las ganas de estar con ella de manera definitiva.

Los guionistas han utilizado a la residente para mostrar, una vez más, cómo Lea y Shaun son capaces de capear diferentes problemas en su relación. Pero nos deja con la duda de si este sueño no será el primero de una serie de ensoñaciones tórridas con D’Souza como protagonista. O si, poco a poco, la irán introduciendo como su nuevo interés amoroso. El camino de la pareja ha estado lleno de complicaciones y, aunque se encuentran en su mejor momento, todos sabemos que la ficción de David Shore siempre nos tiene alguna sorpresa guardada.

¿QUÉ MÁS HA PASADO EN ‘IRRESPONSIBLE SALAD BAR PRACTICES’ (4X09)?

El episodio de regreso de la temporada 4 de The Good Doctor nos ha dado una lección racial y de inclusión.

Claire (Antonia Thomas) tiene que reflexionar acerca de sus propios prejuicios cuando le llega una paciente negra. Zara Norton, una mujer de 34 años, ingresa en el hospital por un evento cardíaco. Al ver que es una persona ruidosa, se sirve de sus nociones preconcebidas y le administra un inhibidor de la ECA para bajar su presión arterial. Cree que se trata de un caso de hipertensión común entre las mujeres negras, pero casi pasa por alto una miocardiopatía hipertrófica. Este suceso le hace replantearse un par de cosas, especialmente porque ella misma ha vivido situaciones así a lo largo de su vida.

Al mismo tiempo, Lim (Christina Chang) trata a un hombre trans que ha logrado quedarse embarazado. Su decisión de llevar a término la gestación casi le cuesta la visión, ya que ha desarrollado un tumor pituitario. Afortunadamente, se recupera por completo y podrá dar a luz al bebé estando completamente sano.

Sensacine

Compartir