Jeffrey Dean Morgan, el actor accidental que se compró una tienda de caramelos y se mudó a una granja para huir de Hollywood

Nos enamoramos de él en ‘Anatomía de Grey’, le odiamos en ‘The Walking Dead’ y le admiramos en ‘Watchmen’. Este es el hombre que se esconde detrás de todos esos personajes.

Nuestra relación como público con Jeffrey Dean Morgan ha pasado por todos los estados posibles a lo largo de su carrera. Ha despertado pasiones como El Comediante de Watchmen, le hemos amado al ser Denny Duquette en Anatomía de Grey y le hemos llegado a odiar como Negan en The Walking Dead. En la vida real, la cosa es más estable. Morgan es carismático y, cómo se percibe en sus películas, tiene un encanto muy particular que le ha llevado a ganar seguidores año tras año.

Jugador de baloncesto frustrado, actor accidental y amante de la cultura española. Aquí recopilamos algunas curiosidades de Jeffrey Dean Morgan para conocer al hombre que se esconde detrás de uno de los grandes psicópatas de la pequeña pantalla.

LE ENCANTA MADRID Y LA CULTURA ESPAÑOLA

Si piensas en alguien con el que irte de cañas, Morgan es tu hombre. Puede que haya nacido en Seattle, pero es de alma española, tal y como demostró en su viaje por España junto a Norman Reedus. Tras presentar The Walking Dead en Madrid, los dos actores viajaron a Barcelona donde Reedus expuso sus fotografías en una galería y después pusieron rumbo a Valencia, que se encontraba en plena celebración de las Fallas. Aprovecharon la oportunidad de la promoción de la serie para grabar un episodio de Ride with Norman Reedus y demostrar lo bien que se lo pueden pasar juntos.

Pero la fiesta no es lo único que le gusta. En una reciente entrevista  cuenta que le encanta la cultura española. «Si tuviera que escoger una ciudad del mundo para vivir, sería Madrid, ¡me encanta! Me gusta todo: su gente, su comida, su arquitectura… Por eso debería haberme mudado allí durante toda esta situación de la Covid. Me gustaría vivir allí».

FUTURO JUGADOR DE LA NBA

Morgan creció soñando con ser jugador de baloncesto. El propio actor reconoce que la única razón por la que fue a la universidad fue para jugar a este deporte, pero una lesión en la pierna le truncó sus planes. A partir de ese momento se centró en sus otras aficiones: escribir y pintar. No pensaba dedicarse a la actuación hasta que ayudó a un amigo a mudarse a Los Ángeles. Iba a quedarse un fin de semana en la ciudad y terminó mudándose de manera permanente. “Me prende de la interpretación, descubrí que tenía un poco de talento y fui a por ello”.

Así comenzó a encadenar pequeños papeles en series de televisión sin terminar de dar con el que le ayudará a dar el paso a la fama. Aunque él seguía luchando por ello, las personas de su entorno no se lo ponían fácil. En concreto, su manager le dejó justo antes de su gran papel. En 2015, Morgan declaró que su manager le decía que era demasiado viejo y que no tenía talento. Aunque esto habría acabado con las ganas de cualquiera, a Morgan le ayudó a luchar más fuertemente. Al día siguiente fichó con otra persona, el que le llevaría a protagonizar WeedsAnatomía de Grey o Sobrenatural.

VARIAS RELACIONES Y UN HIJO DESCONOCIDO

Su vida personal ha dado algunos tumbos hasta encontrar la estabilidad que tiene ahora con Hilarie Burton, su pareja desde 2009. Entre 1992 y 2003, Morgan estuvo casado con Anya Longwell, actriz conocida por su aparición en La muerte le sienta tan bien. Fue una relación larga, pero finalmente decidieron tomar caminos separados. Unos años después se enamoró de su compañera de Weeds, Mary Louise Parker, y llegaron a estar comprometidos, pero lo suyo terminó en 2008. Un año después, el actor descubrió que tenía un hijo con Sherrie Rose que, por aquél entonces, tenía 4 años. Según Us, una fuente aseguró que Morgan se había quedado impactado al conocer la noticia, pero quiso formar parte de la vida del pequeño.

Actualmente vive feliz junto a Hilarie Burton y sus dos hijos, un niño nacido en 2010 y una niña en 2018. Según ha declarado Burton, tuvieron muchos problemas para poder tener un segundo bebé y pasaron por largos años de espera y varios abortos hasta que conocieron a la pequeña George Virginia.

VIDA EN UN RANCHO

Jeffrey Dean Morgan y Hilarie Burton disfrutan de su vida en familia en una granja. Los cuatro viven en Rhinebeck, al norte del estado de Nueva York. «Encontramos un pequeño pedazo de tierra con una cabaña de troncos en el valle del Hudson que nos encanta. La gente se ríe cuando nos ve, pero es el mundo en el que me siento cómodo», decía el actor en una entrevista con Parade.

La pareja se hizo con ese terreno para pasar las vacaciones en él, pero se encontraban tan a gusto allí que nunca regresaron a su casa de Los Ángeles. Ahora viven una vida de campo, rodeados de naturaleza y animales.

Y DUEÑO DE UNA TIENDA DE CARAMELOS JUNTO A PAUL RUDD

Además de vivir en un rancho y ser actor de éxito, Jeffrey Dean Morgan es el dueño de una tienda de caramelos en Rhinebeck llamada Samuel’s Sweet Shop. Por si esto no te parece lo suficientemente mágico, su socio de negocios es el también actor Paul Rudd. La historia que hay detrás de ello es conmovedora. Los actores eran clientes habituales del negocio y, cuando su dueño falleció, la comunidad unió fuerzas para comprar la tienda y evitar que cerrase.

Mientras Hilarie Burton sí ha estado involucrada en algunos aspectos del negocio, lo cierto es que Morgan y Rudd solo se pasan por ahí para comer caramelos. Dicho por el propio actor.

Compartir