Dejemos ir a nuestro Daredevil, recuperemos a Poindexter

El hashtag #saveDaredevil y derivados es una tendencia recurrente en Twitter. Cada equis tiempo, y desde hace ya más de dos años y medio, la cantinela se aviva a la mínima chispa.

Un rumor, una noticia, un comentario que ha hecho alguien relacionado con la serie de Netflix o, simplemente y como ocurrió hace uno mucho, porque un fan lanza un cartel/imagen que se viraliza. Entonces surgen de nuevo las peticiones de recuperar uno de los títulos que, pese a quien pese, es de las mejores series de superhéroes (sobretodo si se hace la vista gorda con aquella segunda temporada).

La última ráfaga de peticiones de ‘salvar Daredevil’ surgió este abril cuando el diseñador Nuno Sarnadas publicó un póster para la cuarta temporada que Disney ya puede hacer (los derechos vuelven a ser suyos), pero no parece querer. En él se veía al Diablo de Hell’s Kitchen con pose superheroica, en una escalera de incendios neoyorquina, junto un luminoso en forma de cruz con mensaje y la torre de Los Vengadores de fondo. Lo pensó todo Sarnadas. Incluir el cuartel general de Avengers es una forma de introducir a Daredevil en su línea del MCU, en la que por ahora no ha tenido cabida. Como extra, los logos de Marvel y, claro, Disney+. De ahí, a los retuits y menciones a Disney+ por si alguien a los mandos se daba por aludido, captaba la (in)directa y ponía en marcha la rueda de nuevo.

And apologies for intruding again, but to show my appreciation for ‘Daredevil’ I made this concept poster for a new season on Disney+! I really hope we can have it soon, hopefully with you at the helm again for a ‘born again’ Matt Murdock!

¿Puede eso pasar? Por poder, puede. Si hasta Los hombres de Paco van a volver, por qué no Matt Murdock. ¿Habríamos querido más Daredevil? Sí, habría estado bien que Daredevil contase con una cuarta temporada. Pero la cuestión, a estas alturas, no es si hubiese sido pertinente una nueva tanda de episodios en 2019. La cuestión es si lo sigue siendo ahora, camino de los tres años de aquel cierre y con el equipo delante y detrás de las cámaras desperdigado.

Los interesados, a favor

Algunas partes interesadas han mostrado su interés en recuperar a sus personajes si reciben la llamada de Disney y suelen dar alas al empeño de los fans. Léase Vicent D’Onofrio (Wilson Fisk) y Deborah Ann Woll (Karen Page). Otras responden positivamente cuando se les interroga al respecto. A Charlie Cox le suele caer una pregunta en ese sentido en casi cada entrevista. Incluso los showrunners, como contó Screenrant, reconocieron tener planteada una cuarta.

Aún así (y vaya por delante que quien firma este texto ha defendido Daredevil hasta la extenuación), quizá vaya siendo hora de dejarle ir. No al personaje, que siempre puede ser recuperado. Más bien a la idea de Charlie Cox dentro del traje. Fue un gran Matt Murdock y un mejor Daredevil. Elevó el personaje que Ben Affleck había dejado por los suelos y contribuyó, junto con los guionistas, a la construcción de un superhéroe atípico por muchas razones y lleno de matices y recovecos. Todo lo bueno que se diga del trabajo de Cox será cierto.

Daredevil
La tercera temporada bien vale como un buen cierre. (Fuente: Netflix)

El tiempo juega en contra de Daredevil

El problema es el tiempo. Ha pasado demasiado. El argumento de hace un par de meses para apostar por un nuevo actor en el papel de John Constantine aplica al caso de Daredevil también. Matt Ryan tiene al personaje de DC tan asimilado que casi son uno y cuenta con el beneplácito de los fans. Como Cox. Pero es tarde. Lo mejor sería hacer borrón y cuenta nueva. En el caso del Diablo de Hell’s Kitchen ni siquiera hace falta recuperarle a él (aunque los rumores sobre su aparición en Spider-Man: No Way Home son insistentes). Una opción que no sería descabellada y sí muy interesante de explorar sería la de darle una serie, un spin-off, al personaje de Poindexter.

La tercera temporada de Daredevil tuvo muchas cosas interesantes y una de ellas fue el recorrido de este agente de puntería endiablada. Interpretado por Wilson Bethel, a Poindexter le pasó como a Wilson Fisk en la primera temporada. Le pusieron tanto cuidado, cariño y dedicación al personaje del villano que por momentos logró eclipsar a quien daba nombre a la serie y comerse buena parte del interés. Además de la buena interpretación de Bethel, el final de A New Napkin (último episodio) lo dejó todo listo para que Bullseye entrase en acción.

Daredevil

El agente Poindexter y su arco, punto fuerte de la última temporada de ‘Daredevil’. (Fuente: Netflix)

A Punisher le dieron su oportunidad en forma de serie propia (no del todo aprovechada) tras presentarlo como uno de los enemigos de Daredevil en la segunda temporada. Quizá en la actual Fase 4 Poindexter no tenga cabida, pero vendrán otras y el MCU es infinito. Ahora que están por la labor de dar protagonismo a personajes menos explorados y explotados, va siendo hora de que Bullseye de un paso adelante y presente su candidatura.

Aunque, al contrario que con Constantine, con quien la idea es verle en sus años de juventud, en este caso lo interesante es aventurarse a lo que viene después de lo ocurrido en la serie de Netflix lanzada en 2015. El cartucho del origen del trauma y su camino hasta convertirse en villano Marvel ya lo exploraron en 2018.

‘Daredevil’ está disponible en Netflix.

Compartir