’22 contra la Tierra’ el corto que nos explica que ocurrió antes de ‘Soul’

Entrevistamos al director Kevin Nolting, un veterano de PIxar -llegó con ‘Buscando a Nemo’- que nos invita a pensar en el sentido de la vida y nos explica cómo se crea un corto de Pixar.

¿Cuál es el sentido de la vida?¿Es una revolución?¿quizás cuestionar el orden establecido y ganar algunos incautos para la causa? Esa es quizá la clave que toca Kevin Nolting en 22 contra la Tierra, el cortometraje basado en el universo de Soul que ya está disponible en exclusiva en Disney +.

Cuenta qué ocurrió en el más allá, El Gran Antes, previamente a la llegada de Joe. Una historia que profundiza en por qué el personaje de 22, esa pequeña alma que está de vuelta de todo, se niega a ir a la Tierra. El corto es una genialidad repleta de gags, que firma un veterano de Pixar que llegó a la compañía hace 21 años con Buscando a Nemo y la ha visto crecer y transformarse.

Kevin Nolting repasa en esta entrevista con SensaCine el sentido de la vida, si ve posible que haya una serie en este personaje, cómo se construyen los cortos extra de las producciones de Pixar y cuáles han sido los proyectos clave a los que se ha enfrentado en estas más de dos décadas en los que su nombre aparece en los créditos de Up, Buscando a Nemo, Del Revés, y Soul.

En 22 contra la Tierra parece que una de sus grandes preocupaciones es el sentido de la vida ¿Tiene ya la respuesta?
Jajaja. No sé si hay un sentido único. No tengo la respuesta. Por eso quizá he puesto los créditos justo en plena respuesta. No tengo la clave, solo mis propias respuestas.

22 contra la Tierra se centra en este personaje que es un poco cenizo, pero al final quién da las claves a Joe en  Soul ¿Por qué optaste por este personaje para el corto?
Teníamos a Joe y a 22, y Joe era el protagonista y le conocemos muy bien, su familia, sus orígenes… Pero en el caso de 22 está ahí en el momento que llega Joe, con esa actitud… y no sabemos cómo había llegado allí. Lo único que sabemos es ese incidente con su mentor. Pero no sabíamos qué le había convertido en lo que era. Así que cuando decidimos hacer un corto basado en Soul ese era uno de los aspectos que más nos apetecía explorar.

5 sorpresas para redescubrir ‘Soul’ en sus distintas ediciones
En alguna ocasión ha dicho que usted se sentía un poco identificado con 22 porque los dos son un poco cínicos. ¿Qué más tienen en común, quizás está usted planeando una revolución también?
Ja ja ja. No, no. Siempre me gusta explorar personajes que se parecen a mí, pero también quería saber qué le había llevado hasta allí y cómo podía combatir un poco ese cinismo.

Se hace muy corto 22 contra la Tierra – apenas 6 minutos-, y el espectador siente que está ante el principio de algo ¿quizás una serie basada en 22 contra la Tierra?
Bueno de momento no hay planes para ello pero conforme más he trabajado en el personaje más me he dado cuenta de que había mucho que explorar. Me encantaría seguir profundizando en su relación con sus mentores podría dar para mucho más yendo hacia adelante y hacia atrás en esas historias.

Usted llegó a Pixar hace más de 20 años con Buscando a Nemo, y en este corto, dos décadas después vuelve a crear un personaje que en realidad, como el padre de Nemo, está en un proceso de búsqueda, al igual que los protagonistas en Del Revés.
Es algo con lo que la mayoría de la gente puede identificarse, de dónde procedo y a que pertenezco. Buscar y encontrar el sentido de la vida es uno de los motores de la existencia al fin y al cabo.

El director de ’22 contra la Tierra’, Kevin Nolting

¿Y cómo es el proceso de hacer un corto relacionado con una película de PIxar, Soul, en este caso?
Cuando estamos en la película vamos haciendo varios procesos a distintos ritmos. Así que cuando el equipo del diseño de la historia terminaron su trabajo con la película principal, decidimos qué aspecto queríamos explorar para el corto y propusimos a parte del equipo antes de que se fuera de vacaciones o se involucra en el siguiente proyecto que trabajaran en este cortometraje aprovechando que lo tenían fresco, conocían los códigos, personajes y disponíamos de todo el material de la película que seguía en proceso. Ellos conocen el lenguaje, los patrones, y no les iba a resultar muy complejo.

El final del proceso del corto coincidió con el confinamiento ¿cómo fue ese final?
Sí, fue exactamente en marzo cuando pusieron en cuarentena a las familias y los niños y todo el equipo de producción de la película de pronto se encontró encerrado en sus casas, con las limitaciones de la velocidad de internet, teniendo que cuidar a los hijos y dándoles clase en casa y a la vez haciendo su trabajo y cuidado a sus familias, agotados… Fue una locura pero me lo hicieron todo muy fácil, fue un esfuerzo enorme, pero aún así tuvieron una actitud divertida. Los niños pidiendo cosas en las reuniones, participando, gatos pasando por medio de las pantallas… De locos pero sin perder el buen humor.

Lleva más de 21 años trabajando en Pixar, ha visto su transformación desde un estudio pequeño hasta llegar a Disney ¿qué echa de menos y qué valora de la actual situación?
Llegué con Nemo, en la segunda oleada. Yo era un freelance en el mundo de las películas de acción real. En ese universo trabajas en una película menos de un año y en cuanto acabas debes buscar otro trabajo. Así que nunca pensé en formar parte de algo a lo que pudiera ver crecer y evolucionar. Es un desafío estar en una compañía tan grande en la que las cosas van cambiando y creciendo constantemente a un ritmo trepidante. Quizás eche un poco de menos el hacer las cosas con más tiempo.

¿Y durante estos 21 años que lleva en Pixar con qué proyecto se queda?
Bueno trabajar con Pete Doctor es una pasada siempre, y Soul ha supuesto varios desafíos pero también muchas gratificaciones. Pero cuando pienso en los retos que hemos ido afrontando y cómo lo hicimos creo que Up y Del Revés ha sido los mejores proyectos en los que he estado implicado. Nos permitió trabajar con plazos más largos y con ritmos más serenos. Especialmente pasamos mucho tiempo buscando el tono y sí hay ciertos aspectos comunes en ambas películas. Preguntas muy difíciles de responder.

Compartir