La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

‘Sweet Tooth: El niño ciervo’, la serie que llegó a Netflix de rebote pero estará entre lo mejor de 2021

Aquellos que ya la han visto se han rendido a sus encantos. Su primera temporada al completo estará disponible en la plataforma de ‘streaming’ el 4 de junio.

Ha llegado el momento de descubrir si Sweet Tooth: El niño ciervo es, efectivamente, una de las mejores series de 2021, como ya parecen señalar algunas de las primeras críticas internacionales. Aunque en un primer momento fue un proyecto de Hulu que acabó en Netflix de rebote y aún a pesar de la reciente confesión por parte de sus creadores sobre su temor a que los espectadores abandonaran el visionado a los 5 minutos, resulta que aquellos que ya han tenido la oportunidad de verla coinciden de forma unánime en que es una auténtica maravilla.

Un protagonista tan atípico como un niño con cuernos de ciervo. Sentimentalismo a raudales. Una historia de fantasía que se reinventa en la plataforma con su versión audiovisual pero que ya existía en formato cómic. ¿Estamos

Aunque Sweet Tooth fue originalmente anunciada por la plataforma de ‘streaming’ americana Hulu, responsable del encargo de un primer episodio piloto, en 2018, en el año 2020 se anunciaba sin demasiadas explicaciones que el proyecto había terminado en manos de Netflix. Se desconoce la razón por la que Hulu no quiso seguir adelante, pero la realidad es que la plataforma de la gran N no se lo pensó demasiado y encargó directamente una primera temporada de ocho episodios que verá la luz al completo mañana 4 de junio de 2021.

UNA AVENTURA POST-APOCALÍPTICA PELIGROSA Y EMOCIONANTE

Recapitulando un poco para los no familiarizados con la historia, Sweet Tooth es la adaptación televisiva el cómic homónimo -publicado en España bajo el sello Vertigo y el título Glotón– escrito por Jeff Lemire y publicado entre 2009 y 2013 y su historia está ambientada en un universo postapocalíptico en el que habitan seres híbridos entre humanos y animales.

Diez años antes de los acontecimientos que se narran en la ficción, tuvo lugar un suceso que sacudió al mundo entero y que dio lugar a la misteriosa aparición de criaturas híbridas. Sin saber si este tipo de seres son la causa o el resultado del virus que ha cambiado la vida tal y como se conocía, algunos humanos desarrollan pavor ante los híbridos y tratan de darles caza. En ste contexto es en el que se ha desarrollado la vida del protagonista, Gus (Christian Convery), un niño ciervo que ha estado viviendo en la seguridad de un hogar oculto en el bosque.

Cuando Gus conoce a un hombre solitario llamando Jepperd (Nonso Anozie), juntos comienzan una peligrosa aventura por lo que queda de America en busca de respuestas: En primer lugar, para descubrir qué se esconde tras los orígenes de Gus, pero también para conocer más el pasado de Jepperd y para, en última instancia, vivir en sus propias carnes lo que significa encontrar un hogar verdadero. Por el camino, aliados inesperados y pelogrosos enemigos le enseñarán a Gus cuan peligroso es el mundo fuera del bosque… Mucho más de lo que nunca habría podido imaginar.

«Esta historia fácilmente podía haber sido una historia de terror. Pero hemos tratado de hacerlo de forma que se asemeje más a un cuento de hadas», explicaba el ‘showrunner’ Jim Mickle en una entrevista con ComicBook.

MIEDO A ESPANTAR A LA AUDIENCIA

Una de las cosas que nos ha dejado la crisis de la Covid-19 cuyos efectos seguimos experimentando a día de hoy es la forma en la que reaccionamos o recibimos las historias apocalípticas. Mientras antes la llegada de un virus que diezmaba a la población o una pandemia global se percibía como un recurso más de una historia de ciencia ficción, ahora no podemos evitar que se nos remuevan cosas por dentro ante las similitudes que encontramos entre nuestra experiencia real y lo que estamos viendo en pantalla.

Y precisamente ese era uno de los mayores miedos del equipo creativo de Sweet Tooth, que han confesado en declaraciones a ComicBook que temen que las similitudes de los primeros minutos -en los que se muestra cómo el virus irrumpe como un huracán y lo pone todo patas arriba- con la realidad puedan conducir a los espectadores a pasar de darle una oportunidad a la serie.

«El plan siempre fue empezar la serie de esa manera, porque lo rodamos en 2019. El piloto estaba terminado antes del Covid», comienza explicando el ‘showrunner’ Jim Mickle.

Siempre existe esa preocupación de que la gente se pierda en esa pequeña parte y se salte todo lo que viene después. Porque realmente eso solo es el trampolín para lanzarse a una serie mucho más rica y sobre muchas más cosas. Esperamos que no lo dejen

«Los primeros minutos pueden ser demasiado para algunos, pero la serie te da rápidamente una razón para recordar que esto es ficción», recuerda la productora Beth Schwartz. «Esperamos que cuando se llegue a la parte de los bebés híbridos qude claro que esta serie es muy, muy diferente».

¿UNA SORPRESA INESPERADA?

Mientras algunas series, ya sea por las mentes creativas que tienen detrás, por el elenco que reúne delante de las cámaras, por su condición de adaptación de una famosa obra o incluso por englobarse dentro de un género específico, parecen destinadas a triunfar ya desde sus primeras etapas del desarrollo, ocurre cada vez más a menudo en el panorama televisivo actual que algunas de las mejores series o grandes fenómenos parten del desconocimiento generalizado. Como la sorpresa más absoluta. Un buen ejemplo de ello es la magistral pero nada pretenciosa Gambito de Dama o la francesa Lupin que parecía destinada a un público muy concreto local y acabó siendo la primera gran serie de 2021.

Sucede que aparecen, sin ser esperadas en muchos casos, en los carruseles de las plataformas de ‘streaming’ y, despacito y con buena letra, se acaban convirtiendo en una auténtica sensación de la mano del boca-oreja y sin que se hayan lanzado dos tráilers y tres ‘teaser’ acompañados de un gran ‘hype’ y expectación.

Sin embargo, en el caso de Sweet Toothesta nueva serie fantástica que está a punto de debutar en Netflix, transita entre los dos contextos: Mientras por un lado su condición de adaptación del cómic Glotón podría hacer que la ficción fuera objeto de mayores expectativas como mínimo entre determinado público, por el otro estamos ante un título que, en un primer cara a cara, nos hace reaccionar con cierta extrañeza ante la inverosímil apariencia de su personaje protagonista y preguntarnos ‘¿qué es esto del niño ciervo?’.

Fenómeno o no, descubriremos si las primeras críticas están en lo cierto muy pronto. Netflix la estrena al completo el 4 de junio de 2021.

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE