Sex Pistols: La historia detrás de la canción «God Save the Queen»

El single se publicó el 27 de mayo de 1977, en medio del 25° aniversario de la adhesión de la Reina, y causó un horror generalizado. De hecho, la letra y la portada fueron consideradas muy provocativas en ese momento.

Los Sex Pistols fueron tan exitosos e influyentes como polémicos, incluso al punto de que su canción «God Save the Queen» fue prohibida en la BBC. El track fue lanzado durante el Jubileo de Plata de la Reina Isabel II de 1977 y, aunque por su título puede parecer una reafirmación súper patriótica de la casa de Sajonia-Coburgo y Gotha, el tema de Johnny Rotten y compañía está lejos de serlo. El single se publicó el 27 de mayo de 1977, en medio del 25° aniversario de la adhesión de la Reina, y causó un horror generalizado. De hecho, la letra y la portada fueron consideradas muy provocativas en ese momento.

La magnitud de la ofensa causada fue tan profunda que la British Broadcasting Corporation (BBC) prohibió rotundamente la canción. Por su parte, la Independent Broadcasting Authority se negó a reproducirla y la omnipresente cadena Woolworths no quiso vender el sencillo. De hecho, la BBC calificó a «God Save the Queen» como un ejemplo de «asqueroso mal gusto». Sin embargo, la negativa colectiva ayudó a la banda y a su manager, Malcolm McClaren, ya que entre finales de mayo y principios de junio vendieron 150 mil unidades al día.

El título original del track era «No Future» debido a que la letra muestra un malestar general hacia la monarquía británica y una postura antiautoritaria. En 2017, Rotten dijo: «Para mí, la letra en sí misma era divertida. Expresaba mi punto de vista sobre la monarquía en general y sobre cualquiera que suplique tu obligación sin pensarlo. Eso es inaceptable para mí. Tenés que ganarte el derecho a invocar mi amistad y mi lealtad. Y debés tener puntos de valor comprobados para que yo pueda apoyarte. Así es como es».

» alt=»» aria-hidden=»true» />"God Save the Queen" - Sex Pistols.
«God Save the Queen» – Sex Pistols.

El título del tema también causó una gran ofensa, ya que tomó su nombre directamente del himno nacional del Reino Unido. Esto, junto con el Jubileo de la Reina y la letra, eran demasiado para muchas secciones del público británico. La letra equipara a la Reina con un «régimen fascista» y encarnaba ese nihilismo hastiado del punk que convirtió a Rotten en una fuerza tan tangible para la juventud. El baterista de Sex Pistols, Paul Cook, sostuvo que «no fue escrito específicamente para el Jubileo de la Reina. No lo sabíamos en ese momento. No fue un esfuerzo artificial salir y sorprender a todos».

Rotten también habló de la intención detrás de la letra cuando señaló: «No escribís ‘God Save the Queen’ porque odias la raza inglesa. Escribís una canción así porque los amas y estás harto de que los maltraten». El track también causó mucho debate en torno a su clasificación en los rankings: alcanzó el número uno en las listas de NME en el Reino Unido y llegó al número dos en el chart oficial de singles de UK, que utilizó la BBC. Sin embargo, dada la cantidad de unidades que estaba vendiendo en su primer mes, mucha gente dudaba que pudiera haberse quedado estancado en la penúltima posición por casualidad.

Los rumores de que las listas de éxitos habían sido «manipuladas» por la BBC se vieron exacerbados por el hecho de que la canción que ocupó el primer lugar fue el sencillo de Rod Stewart, «I Don’t Want to Talk About It». Más recientemente, Rotten también disparó contra la reputación general de la BBC, al afirmar que, cuando la cadena lo prohibió personalmente en 1978, fue por denunciar la depravación de Jimmy Saville en la entrevista hasta hace poco oculta con su banda posterior a los Pistols, Public Image Ltd.

Compartir