Prometedor futuro para ‘Sweet Tooth’: el hit de Netflix crecerá junto a Gus

‘El niño ciervo’ ya es una de las mejores series de la plataforma de ‘streaming’ de 2021. ¿Podemos contar con una temporada 2?

Adaptación homónima del reciente cómic de Jeff Lemire GlotónSweet Tooth: El niño ciervo debutó el pasado fin de semana en Netflix con un honor que rara vez de produce: la unanimidad por parte de la crítica especializada de que estábamos ante una de las mejores nuevas series de 2021. Ambientada en un futuro post apocalíptico que nos recuerda más a nosotros mismos de lo que nos gustaría, la ficción narra la historia de Gus, un niño híbrido de humano y ciervo que emprende una aventura de autodescubrimiento y orígenes en un mundo que se vio diezmado por un terrible virus en un pasado no tan lejano.

Gus no es el único híbrido del planeta, sino uno de las tantas «criaturas» que han surgido de la pandemia mundial y que ahora son objeto de la desconfianza de muchos humanos, quienes les consideran responsables de lo ocurrido y tratan de darles caza. Sin embargo, sí es el protagonista indiscutible de la historia e hilo conductor de la aventura principal que rápidamente ha cautivado también a los espectadores. Así, la ficción ya se encuentra entre los primeros puestos del top de lo más popular en la plataforma de ‘streaming’.

Una vez vista la primera temporada de 8 episodios que ya está al completo en Netflix, quizá te estés preguntando si Sweet Tooth: El niño ciervo tendrá temporada 2. Bien, pues lo cierto es que, de momento, la plataforma de ‘streaming’ no ha confirmado la continuidad de la serie más allá de la primera entrega que acaba de ver la luz. Sin embargo, la intención es continuar.

Así lo confirma el ‘showrunner’ y productor ejecutivo de la serie Jim Mickle, quien no duda en hablar abiertamente de sus planes de futuro para la misma. De hecho, el declaraciones a ComicBook, el creador ha explicado cómo planea el equipo abordar el hecho de que su protagonista, el actor de 11 años Christian Convery, se haga mayor. Un reto al que a menudo han tenido que hacer frente las ficciones protagonizadas por niños. 

Según explica Mickle, la «problemática» en cuestión ya tuvo que abordarse entre el primer episodio y el segundo, puesto que el piloto se rodó un tiempo antes y la pandemia provocó un retraso aún mayor: «Ya tuvimos que lidiar con eso un poco, porque pasó un año y medio. Christian creció un poco en ese intervalo, pero, por suerte se mantuvo como su pequeño y dulce Gus». «Es difícil de predecir, eso hemos aprendido, pero lo abordaremos según venga», promete el ‘showrunner’.

La primera temporada ha sido increíble y nos gustaría llegar a hacer más, si el mundo nos acepta

‘SWEET TOOTH’ CRECERÁ JUNTO A GUS

Lo que tiene claro el equipo de la serie de Netflix es que, si Sweet Tooth sigue adelante, el crecimiento natural de su protagonista no será un problema. Y no solo eso, sino que, de hecho, forma parte de sus planes desde el momento en que su personaje principal es interpretado por un niño.

«Es una historia sobre crecer», añade la productora ejecutiva Beth Schwartz. «Y en una historia sobre crecer ves a tu protagonista creciendo y pasando por diversas etapas de su vida».

Por su parte, el autor del cómic, Jeff Lemire, también ha opinado al respecto. Sobre el papel, Gus permanece siendo un niño durante la mayor parte de la historia, pero entiende que eso es absolutamente imposible cuando estamos hablando de la historia en clave de acción real. «Tuve suerte mientras escribía la historia, porque no tuve que preocuparme por el hecho de que el personaje creciese. Siempre supe que, si se adaptaba, eso tendría que cambiar muy probablemente. También para mostrar más sobre el despertar de Gus y sus cambios, que también se verán reflejados en su apariencia física. Creo que está integrado en la historia, si tienen la posibilidad de hacer más».

La primera temporada de Sweet Tooth ya está al completo en Netflix.

Compartir