‘La historia de Lisey’, la serie que surgió de la enfermedad que casi acaba con la vida de Stephen King

Protagonizada por Julianne Moore y Clive Owen, la ficción puede verse en Apple TV+ y es una de las pocas adaptaciones de las que el autor se ha encargado personalmente.

Cada vez son más las novelas de Stephen King que acaban convirtiéndose en objeto de adaptación de una serie o película, pero no es tan habitual que sea él mismo, el propio autor, quien se encargue de escribir también la versión audiovisual. De hecho, de entre las numerosas adaptaciones de su extensa obra literaria para la pequeña pantalla, la última vez que King se había hecho cargo de los guiones de una serie había sido en 1997, en la miniserie de tres episodios El Resplandor. A pesar de haber confiado la tarea de la adaptación a otros guionistas desde entonces, el escritor ha querido encargarse personalmente de escribir la nueva ficción inspirada en uno de sus libros: la serie de Apple TV+ La Historia de Lisey, protagonizada por Julianne Moore y Clive Owen, entre otros.

¿Por qué? Según explicaba el propio Stephen King en una entrevista con New York Times, porque sencillamente «se aferró a él de esa forma en la que uno se aferra a las cosas que ama»: «Nunca pensé que fuera a hacer nada con él. Pero adoro este libro. Por norma general, los despacho de la misma forma en la que mandas a un chico al instituto. Esperas que les vaya bien, pero no está en tus manos. Si hacen un buen trabajo, puedes decir que estaba basado en tu material. Si no, puedes decir que la fastidiaron. Pero si vas a estar en ello, vas a estarlo todo el tiempo. Es un gran compromiso una vez pasados los 70». King también tenía claro que La Historia de Lisey tenía que ser una serie, puesto que es un libro largo y los relatos que mejor se adaptan como película son los cortos.

Una de las razones por las que Stephen King siente tanto apego por la novela es porque la historia que en ella se relata está inspirada por una terrible experiencia que casi acaba con su propia vida. Una neumonía realmente fatal que el autor sufrió en el año 2003 y que podía haber terminado de la peor de las maneras. Era mediados de noviembre de aquel año cuando el autor, recién diagnosticado con neumonía en el pulmón derecho, decidió volar a Nueva York para recibir un importante galardón literario en homenaje a su carrera. Sin embargo, a su regreso, la neumonía se había extendido al otro pulmón y tuvo que ser hospitalizado de gravedad y sometido  a una cirugía. Además, la salud del autor se vio agravada por el hecho de que un accidente de tráfico sufrido en 1999 le había dejado secuelas en los pulmones y le había hecho más susceptible a la enfermedad.

Dos semanas después del incidente, King pudo volver a casa, y para entonces la semilla de La Historia de Lisey ya estaba en su cabeza. Durante su tiempo en el hospital, su esposa, la también escritora Tabitha King, se había encargado personalmente de limpiar y rediseñar su despacho como sorpresa de bienvenida y, cuando King lo vio, no pudo evitar que una idea algo macabra viniese a su cabeza: que estaba cara a cara con el aspecto que tendría la habitación después de su muerte. Y así comenzó la historia de Lisey Landon, la viuda del famoso novelista Scott Landon que, en la novela de King, lleva dos años lidiando con la pérdida y sigue organizando su despacho al tiempo que navega por sus recuerdos.

Asimismo, su propia enfermedad, la neumonía que casi acaba con su vida, también fue la fuente inspiración para la forma en la que murió Scott, que es una de las grandes revelaciones del libro.

Aunque La Historia de Lisey no es autobiográfica, el aclamado autor reconoce que muchos de sus elementos sí que llegan directamente desde sus experiencias personales y que esa es la principal razón por la que quiso encargarse del guión de los ocho episodios. De hecho, incluso ha llegado a confesar en declaraciones para la propia Apple TV+, que estaba cumpliendo un deseo que siempre había rondado su cabeza.

La Historia de Lisey  puede verse en Apple TV+.

Compartir