Por qué el nuevo papel de Chloe en la temporada 6 de ‘Lucifer’ supone la «simetría perfecta» con el resto de la serie

El equipo de la serie promete mantener la faceta más importante del personaje en la recta final.

sorprendente ha sido la segunda mitad de la quinta temporada de Lucifer. Aunque tampoco es de extrañar si tenemos en cuenta que la recta final de ocho episodios que veía la luz en Netflix hace un par de semanas estaba destinada a ser el desenlace definitivo de la serie. De hecho, poco cambió los planes del equipo la renovación sorpresa por una sexta entrega, quienes aseguraron no hace mucho que aunque el nuevo papel de Lucifer (Tom Ellis) como Dios había sido diseñado para ser el broche de oro la de la ficción, también les pareció una idea maravillosa poder mostrar más sobre esa nueva faceta suya en la temporada 6.

Pero no solo veremos a un Lucifer muy diferente en los nuevos episodios, sino también a aquellos que le rodean, especialmente a Chloe Decker (Lauren German), su amante y compañera. Precisamente sobre ello ha hablado el guionista de la serie Chris Raffery en declaraciones a Neural Cluster, en las que ha comentado la decisión de la ahora ex detective de dejar atrás su trabajo en el Departamento de Policía de Los Angeles para ahora trabajar para el mismísimo Dios: «Estoy muy feliz de que se disfrutase ese giro. Me encanta porque me encantan las historias cambiantes».

«Siendo sincero, no recuerdo cuándo decidimos que Chloe dejaría el cuerpo. Mientras preparábamos estos episodios en la sala de guionistas recuerdo que pensábamos que era el final de la serie», explica Raffery sobre el proceso de desarrollo del personaje. «Así que podíamos jugar con ideas que supusieran grandes cambios y no preocuparnos sobre cómo eso podría afectar a futuras temporadas. Precisamente por eso todos nosotros estuvimos bastante abiertos a ello».

No obstante, aunque quizá de haber sabido que habría una temporada 6 hubieran escrito la quinta de forma diferente, el guionista está convencido que la historia de Chloe hace justicia a la historia, tiene sentido en su contexto y que, de hecho, resulta absolutamente simétrica con el resto de temporadas de Lucifer. «No sentimos que Chloe estuviera sacrificando su identidad, sino que estaba descubriendo una nueva y mayor forma de ayudar a más gente aún. Es una especie de ascenso».

Nos gustaba la idea de hacer que su asociación fuera más cooperativa, asumiendo el liderazgo por turnos y con Chloe dándose cuenta de que Lucifer ha estado realmente ayudándola a hacer su trabajo durante toda la serie. Parece como la simetría perfecta ahora que nos acercamos al final

Asimismo, aunque Chloe ya no es una detective de LAPD, «no puedes sacar a la investigadora que lleva dentro», señala el guionista, que asegura además que no han tenido absolutamente ningún problema para  seguir encontrando la forma de introducir casos que conduzcan la narrativa de la temporada final. «De hecho, nos ha empujado a ser más creativos que nunca. Los casos serán más personales que nunca y nos permitirán centrarnos en nuestros personajes principales».

La temporada 6 de Lucifer ya ha sido rodada, pero no tiene fecha aproximada de estreno en Netflix.

Compartir

Tendencias Recientes

Open