La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

La temerosa vida sexual de los superhéroes

Las elipsis han gobernado sus encuentros, pero el papel ha sido más explícito que el cine. Hablamos con el experto en cómics Chema Mansilla sobre la vida erótica de estos personajes a raíz de la polémica del ‘cunnilingus’ de la serie ‘Harley Quinn’.

Un ‘cunnilingus’ en una serie para mayores de 18 años desató la polémica la semana pasada. Una escena que, probablemente hubiera pasado inadvertida con personajes convencionales, ha sido muy comentada porque sus productores optaron por censurarla. El motivo: los protagonistas eran superhéroes. En concreto, ocurrió en la serie Harley Quinn, una producción para adultos sobre la villana de DC Comics. Los guionistas habían previsto que Bruce Wayne/Batman le practicara sexo oral a Selina Kyle/Catwoman, pero DC le cortó el rollo a la pareja, al equipo de la serie y a los fans de la ficción porque, según ellos, «los héroes no hacen eso». Lo explicó en una entrevista en Variety Justin Halpern, guionista y productor ejecutivo de la ficción. El argumento de DC es que iba a resultarles difícil vender juguetes de Batman si lo ilustraban «haciendo eso».

¡Venga ya! ¿Tienen o no tienen sexo los personajes de cómics? «Sí», afirma Chema Mansilla, el especialista en cómics y redactor de 3D Juegos con más viñetas vistas a sus espaldas que villanos ha atrapado el Caballero Oscuro. Otra cosa es que los que disfrutamos con sus aventuras sobre el papel y en la grande y pequeña pantalla seamos dignos de presenciarlo.

Es cierto que Harley Quinn es una ficción para mayores de 18 años, pero también es verdad que las historias de superhéroes no solo están dirigidas a un público adulto. Eso, añadido al puritanismo de Estados Unidos, hace que la representación de esta parte de la vida de los personajes de Marvel y DC no vaya mucho más allá de momentos previos y posteriores al coito.

Batman y Catwoman en ‘Harley Quinn’.

«Dependiendo de la editorial, los autores o la cabecera, las escenas sexuales se representan de manera más o menos explícita», cuenta a SensaCine Mansilla. Según explica, podemos «no ver una escena sexual de Superman, pero si en la continuidad de la editorial Superman tiene un hijo se sobreentiende que han existido relaciones sexuales. Siempre pueden aludir a la tecnología de fertilización kryptoniana, pero es un ejemplo extremo».

Marvel, por otro lado, fue normalizando que los héroes y heroínas tuvieran una vida sexual plena. Ocurrió con la irrupción de La Casa de las Ideas en la Edad de Plata -de mediados de años 50 a los 70- de los cómics, en la que sus personajes «tenían una vida personal plenamente desarrollada bajo la máscara».

Como continúa Mansilla:

Los años 80 y 90 sirvieron para normalizar escenas en las que personajes como Daredevil y Elektra compartían cama y comenzó a explorarse el componente sexual como motor narrativo si bien casi siempre han sido las parafilias y los traumas de origen sexual los que han acaparado cierto protagonismo, especialmente entre los villanos

Vale, ¿y qué pasa en 2021? «En la actualidad ya no resulta algo especialmente llamativo que Tony Stark, Carol Danvers o Natasha Romanoff tengan una vida sexual activa y notoria, y muchas series como The Boys o Jupiter’s Legacy lo llevan a un plano prácticamente caricaturesco, del mismo modo que hacen con la violencia explícita. Se ha saltado de la nada y de la negación a ‘pasarse de rosca’ en apenas 50 años. Es una maduración del medio muy rápida, tal vez algo forzada en ocasiones. Solo los videojuegos han sufrido una evolución comparable en ese sentido”, explica Mansilla.

EL SEXO EN LOS UNIVERSOS CINEMATOGRÁFICOS

Si pasamos del papel a los universos cinematográficos de Marvel y DC, la forma de tratar el sexo es diferente. En el primero vemos ciertos momentos románticos entre personajes, pero más allá de Wanda Maximoff/Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) y Vision (Paul Bettany) en el episodio ‘No cambie de canal’ (1×02) de WandaVision en el que ambos se esconden bajo las sábanas, el sexo parece algo ajeno para ellos.

Wanda y Vision en el episodio ‘No cambie de canal’ de ‘WandaVision’.

Hay más casos. En el inicio de Guardianes de la Galaxia se ve que Peter Quill/Star-Lord (Chris Pratt) tiene a una mujer en su nave. En Guardianes de la Galaxia Vol. 2Yondu (Michael Rooker) está en un motel con unas prostitutas. Tony Stark (Robert Downey Jr.) tiene una aventura con una periodista en Iron Man y duerme con Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) en Iron Man 3. El Vengador Acorazado, además, tiene una hija con esta última en Vengadores: Endgame. Hay sexo. Otra cosa es que se muestre.

Lois Lane y Clark Kent en ‘Batman v Superman: El amanecer de la justicia’.

En DC, por otro lado, hemos visto a Bruce Wayne (Ben Affleck) levantarse de la cama en mitad de la noche con una chica en ropa interior al lado. También en Wonder Woman la amazona interpretada por Gal Gadot habla de sexo con Steve Trevor (Chris Pine). En su secuela, Wonder Woman 1984, se sobreentiende que ambos amantes han mantenido relaciones sexuales aunque no se muestre en pantalla. Por poner otro ejemplo con otro superhéroe de la compañía y así completar la Trinidad de DC, en Batman v Superman: El amanecer de la justicia Clark Kent (Henry Cavill) llega a casa cuando Lois Lane (Amy Adams) se está dando un baño y él se mete dentro de la bañera. Ya puedes imaginarte lo que viene después.

HUESOS ROTOS SÍ. SEXO ORAL NO

Otro de los debates que surgió a raíz de la negativa de DC ante el ‘cunnilingus’ de Batman a Catwoman, fue la imagen que eso proyecta del vigilante de cara a la venta de ‘merchandising’. «No, es que vendemos juguetes de los héroes. Y es difícil vender un juguete si Batman le hace sexo oral a alguien». Esta es la otra parte de la respuesta que la compañía le dio a Halpern y el resto del equipo de Harley QuinnBruce Wayne puede romper huesos y hacer sangrar, pero no puede ser visto como alguien que practica sexo oral. ¿Por qué esta doble moral?

«Es un tema muy complejo que tiene unas fuertes raíces en la cultura norteamericana. Tal vez tenga que ver con esa imagen que ellos tratan de proyectar al resto del mundo que es propia de los wéstern, en los que John Wayne podía diezmar a la población nativa en pantalla sin pestañear, pero no podía darle más que un casto beso a su coprotagonista femenina», resume Mansilla.

«Siguiendo con el ejemplo del wéstern, las películas de Sergio Leone no tenían problema en mostrar sexo y violencia como centro narrativo. En los cómics pasa lo mismo, los autores europeos tratan el tema con mucha más naturalidad. Es algo complejo relacionado con los diferentes espectros religiosos asentados en Estados Unidos y que se han ido heredando y perpetuando hasta campañas políticas que lastraron la evolución del medio durante décadas«, añade.

DE ZACK SNYDER A PEDRO ALMODÓVAR

Varias personalidades han dado su opinión al respecto de este tema. Kaley Cuoco, que presta su voz a Harley Quinn en la ficción, respondió riéndose de la censura sexual de la serie. Hace tiempo, Pedro Almodóvar incluso dijo que la sexualidad era algo ausente en las historias de superhéroes: «La sexualidad no existe para los superhéroes. Están castrados». No obstante, quien más reacción ha provocado entre los fans de los personajes de DC ha sido Zack Snyder.

El director de El Hombre de AceroBatman v Superman: El amanecer de la justicia y Liga de la Justicia compartió una imagen en su cuenta de Twitter en la que podía verse a Batman haciéndole un ‘cunnilingus’ a Catwoman. «Canon», escribió el realizador en el tuit. Pese a utilizar ese término, en realidad no parece que el momento sea realmente algo canónico de los cómics.

«Creo que la imagen es un ‘fan art’ de alguien que quiso aportar su granito de arena a la polémica. En las páginas originales de DC en las que nace toda esta historia solo vemos a Batman y Catwoman entre las sábanas. Algo muy normal últimamente ya que los dos llevan años siendo pareja», explica Mansilla.

OTRAS POLÉMICAS SEXUALES DE DC Y MARVEL

No es la primera vez que el sexo es polémica en los cómics de superhéroes. Mansilla nos recuerda lo que ocurrió con la publicación de La Broma Asesina«mucho antes de que Internet hiciera una feria de todo»:

En 1988 Alan Moore dio un salto de gigante a la hora de humanizar a Batman y al resto de personajes de la editorial, algo en lo que le acompañó Frank Miller entre otros. En las páginas de ese cómic El Joker asalta la casa de la hija del comisario Gordon, le dispara a quemarropa y le hace unas fotografías. Posteriormente El Joker le muestra a Gordon las fotos de su hija y en ellas aparece desnuda, lo que hizo que muchos lectores especularan sobre si el asalto también supuso una agresión sexual o solo una metáfora de la violación

Imagen de ‘La Broma Asesina’.

Marvel tampoco se ha librado en el pasado de alguna que otra polémica, aunque la que destaca Mansilla «no terminó de salir de los círculos especializados». Se trata de la muerte de Elektra firmada por Frank Miller en Daredevil. Algunos vieron que la pelea entre Bullseye y la ninja simula una violación.

«Es un tema muchísimo más serio e importante y que hoy podría suponer serios problemas tanto para la editorial como para los autores, especialmente si vemos cómo está reaccionando mucha gente por el simple hecho de que Batman tenga sexo oral con su pareja o que Daredevil cambien de pareja con tanta frecuencia como de guionista…», concluye Mansilla.

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE