La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

Se avecina un giro radical en ‘The Walking Dead’ que ha descolocado por completo a los a propios protagonistas

Melissa McBride y Norman Reedus lo han descrito como «un cambio sísmico» y «surrealista» que al principio no podían creer. El estreno de la primera parte de ocho episodios de los 24 que conforman la temporada 11 tendrá lugar el próximo 22 de agosto.

La temporada 11 de The Walking Dead será la que ponga el broche de oro a doce años de trayectoria en los que que los supervivientes de la ficción zombi se han enfrentado a diversas amenazas, así que el equipo liderado por Angela Kang no ha dudado en poner toda la carne en el asador de cara a la recta final. Y parece que ha conseguido dejar de una pieza hasta a los propios protagonistas de la historia con un giro radical que llega de la mano de la introducción de la Commonwealth, una nueva comunidad como nunca antes habíamos visto y que cambiará la historia de los personajes (y de la serie) absolutamente para siempre.

Además, lo hará en tres tiempos, puesto que la última entrega de The Walking Dead constará de 24 episodios que serán emitidos en tres tandas. La primera de ellas, de ocho capítulos, verá la luz en apenas un par de semanas, con su estreno previsto para el 22 de agosto, mientras que se espera que las otras dos partes vean la luz ya el año que viene. En cualquier caso, será en 2022 cuando nos despidamos de The Walking Dead para siempre.

Sobre los grandes cambios que experimentará The Walking Dead en su recta final han hablado los protagonistas más veteranos de la serie, Melissa McBride (Carol) y Norman Reedus (Carol) en una reciente entrevista con TVLine. Y no han dudado en confesar que los nuevos episodios llegarán acompañados de un cambio que describen como «sísmico» y que probablemente sea el más intenso que han experimentado en todos los años de trayectoria.

Es surrealista. Cada temporada se percibe como su fuera una serie diferente en cierto sentido, pero esta temporada es un telón de fondo completamente nuevo, una paleta de colores completamente nueva, una actitud completamente distinta

Norman Reedus describe de esta forma tan creativa la recta final de la serie, asegurando también que los propios actores han tenido que pasar por todo un proceso de asimilación para acostumbrarse a los nievos cambios. «De repente todo es Technicolor y lleva algún tiempo acostumbrarse a eso, lo que se nota en nuestro grupo de supervivientes»

También tenemos problemas acostumbrándonos a eso también. Es como Alicia cayendo por el agujero de conejo, que no sabe dónde está. Simplemente nos plantamos cara a cara con una pintura de Salvador Dalí y estamos en plan ‘  ¿Quééééééé?’

También han hablado McBride y Reedus sobre esta nueva etapa en la que están Carol y Daryl, que no pasan por su mejor momento desde que las decisiones de ellas acabaron con Connie desaparecida y, aparentemente, muerta. «Al principio siguen trabajando en arreglar y construir la confianza de nuevo», dice McBride. «Creo que se ha comprendido la mayoría de por lo que han pasado, así que en realidad no se trata tanto de arreglarlo como de estar cómodos y de volver a esa relación».

«Carol tiene un poco el rabo entre las piernas, pero sabe que tienen que trabajarlo y lo harán, poco a poco», asegura convencida.

Y así debe ser, puesto que tras The Walking Dead continuaremos acompañando a Daryl y Carol en un ‘spin-off’ protagonizado por la carismática pareja.

La primera parte de ocho episodios de la temporada 11 de The Walking Dead se estrena el próximo 22 de agosto en AMC y podrá verse en simultáneo de la mano de Fox España, que estrenará su versión dual al día siguiente.

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE