La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

La verdadera tragedia de ‘Rick y Morty’: 5 pruebas de que Morty es tan mezquino como su abuelo

La serie, disponible en HBO y TNT, ha relatado por lo bajini el descenso a los infiernos del personaje

Quien crea que los horripilantes sucesos que tienen lugar en cada capítulo de Rick y Morty son gratuitos no está prestando demasiada atención a la serie. Cada derroche de maldad de sus creadores, Justin Roiland y Dan Harmon, afecta profundamente a los protagonistas, un viejo científico loco y el sufrido nieto al que arrastra en sus peligrosísimas aventuras. Pero no lo hacen de igual manera: mientras que el abuelo se muestra pérfido desde el primer momento, es Morty, ingenuo y pánfilo al principio, quien se va oscureciendo más y más a lo largo de las cinco temporadas de la serie que hay disponibles en HBO España.

Por ello, aquí recopilamos cinco pruebas de que el chico puede ser tan malvado como su mentor; cinco ocasiones en que el pequeño de los Smith ha dado rienda suelta a su indeseable herencia genética. Ojo: no hablamos de los momentos en los que el chaval, por un descuido, por lo complejo de sus circunstancias o sencillamente por ser un poco idiota, ha acabado armando buenos pitotes, incluso si su intención inicial era hacer lo correcto. Aquí recopilamos ejemplos de verdadera crueldad, que nos recuerdan que los episodios no pasan en vano por Morty y que, con cada traumática aventura, se vuelve más y más mezquino. Tenemos pruebas:

1. Morty tiene la mecha cada vez más corta

(Fuente: HBO España)

Es mejor abstenerse de tocarle las narices a Morty. En la quinta temporada, la última estrenada por el momento, el adolescente que otrora fuera un chiquillo asustado ha tenido varios raptos de ira acabados en violencia extrema. Todo se pega, especialmente lo malo, y la total predisposición de Morty a tirotear, chamuscar o aplastar a quien se interpone entre él y sus deseos viene con denominación de origen: Rick Sánchez. Uno de los últimos ejemplos —y de los más grotescos— lo tenemos en el episodio 5×03 (Una Rickdad Mortincómoda). Morty se enamora de Planetina, una superheroína cuya esencia está atrapada en unos anillos mágicos. Lo heroico es que el chaval decide enfrentarse a los dueños de los anillos para liberar a la mujer; la parte fea es que no le tiembla el pulso al asesinarlos a todos.

2. Intentó matar a Rick (de verdad)

(Fuente: HBO España)

Otra señal evidente de la negrura que va consumiendo a Morty poco a poco es que ha pasado de ser un niño indefenso ante los caprichos megalomaníacos de Rick a manifestar cada vez más claramente cuánto odia al sonado de su abuelo. Tanto que, a veces, hasta lo mataría. En el episodio 3×01 (Cadena Rickpetua), durante una espectacular fuga del abuelo de la prisión donde quedó retenido al final de la segunda temporada, un tirador utiliza a Summer, la hermana de Morty, como escudo humano, y a Rick no parece importarle acribillar a su nieta con tal de salir de ahí. La situación cabrea tanto al chaval que acaba pegándole un tiro al científico, sin saber que la pistola no era de verdad y su abuelo contaba con que le disparara para salir del atolladero. Lo que no sabe el de pelo cano que, si por su nieto fuera, le habrían volado los sesos.

3. Se ensañó en una Purga

(Fuente: HBO España)

Aunque los arrebatos de furia han sido más frecuentes en las últimas temporadas, los coqueteos de Morty con el lado oscuro llevan ahí un tiempo. Ya en el episodio 2×09 (Mira quién purga también), el chico dio rienda suelta a sus perversiones mientras él y su abuelo repostaban el platillo volante en un planeta que, mira por dónde, celebra anualmente una Purga como las de la siniestra franquicia cinematográfica. Después de muchas reticencias y un par de chascos con los traicioneros habitantes del planeta, Morty entró en un frenesí asesino del que, en realidad, no era responsable nadie más que él. Por cierto, en este episodio también amenazó de muerte a Rick.

4. Fue un padre cuestionable

(Fuente: HBO España)

Incluso cuando todavía era un jovenzuelo zopenco pero en absoluto violento, Morty demostraba a menudo que, entre buenas y malas decisiones, lo suyo era tender a tomar las segundas. En uno de los primeros episodios de la serie, el 1×07 (Educando a Gazórpazorp), el chico concibe un niño alienígena con una muñeca sexual robótica y, para variar, decide asumir sus recién adquiridas responsabilidades y criar al bicho. Sin embargo, en lugar de cimentar su paternidad en un amor desprejuiciado y honesto, Morty hace vivir a la criatura en una mentira, no tanto para proteger al bebé como para protegerse a sí mismo. No todo iban a ser fogonazos de cólera, el tizne moral del chico se expresa de muchas otras formas.

5. Acabaría con todo y con todos por Jessica

(Fuente: HBO España)

Desde su rencor caprichoso hasta sus evidentes problemas de autocontrol, pasando por claras actitudes manipuladoras en las relaciones personales; hemos visto muchas cosas oscuras en Morty. Y, sin embargo, nada tan siniestro como la obsesión que el adolescente tiene por Jessica, una compañera de clase. Por legítimos que sean los sentimientos que experimenta cuando se cruza con la chavala, el profundo convencimiento de Morty de que su destino es que ella lo quiera tiene fuerte raíz patriarcal y ha lindado muchas veces con lo maníaco. Solo faltaba que, como ocurre en el capítulo 4×01 (Al filo del mañorty: Rick. Muere. Rickpite), cayera en sus manos un artefacto que le dice cuáles de sus acciones lo acercan más a un final feliz con Jessica. Siguiendo esas vagas instrucciones, Morty destruye y asesina a discreción en una tronchante referencia a Akira. Mucho cuidado si se cruzan en el camino de este chico.

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE