La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

Crítica: ‘Nine Perfect Strangers’ atrapa cuando profundiza en el drama de sus protagonistas

Nicole Kidman se transforma en una líder extraña, siniestra y oscura en lo nuevo de Amazon.

Un grupo de pijos, desconocidos entre sí, llegan a un alojamiento exótico, lujoso y lleno de comodidades. Hasta ahí la premisa podría ser la misma tanto para The White Lotus como para Nine Perfect Stranger, pero más adelante sus caminos divergen. Será prácticamente inevitable leer comparaciones entre ambas ficciones, sobre todo después de que la de HBO se haya convertido en uno de los hits veraniegos; sin embargo, la propuesta de Hulu, aquí estrenada por Amazon Prime Video, tiene bastante personalidad para que no pasemos de ella por llegar después de la otra.

Siguiendo su estrategia habitual, Hulu ha lanzado tres episodios de golpe y luego continuará dosificando el resto de temporada a episodio por semana. Y, en este caso, la fórmula es la idónea ya que con un solo episodio no nos da suficiente muestra de su potencial, pero con tres ya estamos totalmente en el ajo. Y es que la serie no se precipita a presentarnos las historias de esos nueve protagonistas (que en realidad no todos son desconocidos, porque dos vienen en pareja y tres como familia), sino que las razones que les han llevado hasta el resort Tranquillum forman parte de las intrigas a desentrañar, así como la enigmática figura de Masha.

El personaje de Nicole Kidman es extremo. A ratos parece una coach de desarrollo personal convencida de lo que hace, y es presentada por la cámara con cierta ironía como un ser etéreo (que casi recuerda a aquel señor Burns de «os traigo amor»), pero también tienes la mosca detrás de la oreja: ¿es una timadora profesional o, directamente, una psicópata? Y lo interesante es que Kidman, con peluca maravillosa incluida, consigue de algún modo no parecer ridícula en esta caricatura de la bondadosa-sádica. Lo mismo pasa con los otros protagonistas, desde los huéspedes a los empleados-namasté, que parten del estereotipo, pero no se quedan ahí.

Otro punto a favor para Nine Perfect Strangers es que, si bien no pretende ser una sátira como The White Lotus y se mueve entre el drama y el misterio, no renuncia a darle a su historia toques de humor, especialmente al comienzo. En ese terreno se maneja con precisión Melissa McCarthy, demostrando que es la reina de Hollywood tanto en comedia como en drama, y formando un improbable y delicioso dúo con Bobby Cannavale. El resto, incluidos los más odiosos, van encajando en su lugar y despertando interés por sus historias personales que van revelándose como algo más profundo de lo que parece inicialmente.

Así, con un buen abanico de personajes e historias, queda por ver cómo va desarollándose este choque de trenes que Marsha ha planificado y que vende como un proceso sanador. No obstante, avisa, aquí han venido a sufrir. Lo que no queda tan claro es si nosotros, como espectadores, disfrutaremos del tortuoso camino que tienen estos pijos por delante o si temeremos por sus vidas. Porque, insistimos en la comparación, aquí hay un poso de lobreguez e intranquilidad que no tenía The White Lotus. No olvidemos que estamos en una serie basada en una novela de Liane Moriarty, así que no nos extrañaría que esto se vuelva más intenso a cada paso.

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE