La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

Ruby, la gran sorpresa de la temporada 3 de ‘Sex Education’ y qué esperar de su futuro con Otis

El personaje interpretado por Mimi Keene experimenta una notable evolución en la nueva entrega de la serie que ya está disponible al completo en Netflix.

La temporada 3 de Sex Education ya está disponible al completo en Netflix y con un nuevo curso escolar por delante en Moordale. Ha pasado el verano y los alumnos más más veteranos regresan al instituto en distintos puntos de su vida. Eric sigue adelante en su relación con Adam, Otis ha asimilado el embarazo de su madre y vive su sexualidad con menos tapujos lejos de Maeve y caras nuevas se dejan ver por los pasillos de un centro en el que ya no hay consulta sexual pero que se ha convertido en noticia por la polémica epidemia de clamidia y el libro publicado por Jane (Gillian Anderson).

Una de las principales novedades de la tercera entrega de la exitosa serie de Netflix es la entrada en escena de una nueva directora interpretada por Jemima Kirke, Hope, que llega con la misión de poner las cosas en orden. Decidida a acabar con la mala fama del centro, la directoria instaura normas estrictas y retrógradas que van en contra de los derechos y libertades de los alumnos, introduce uniformes de carácter obligatorio y manipula a los alumnos para conseguir lo que quiere de ellos. De hecho, entre los alumnos más afectados por los métodos de Hope se encuentra otra de las incorporaciones estrella de la temporada: la de le cantante y compositore Dua Saleh en la piel de Cal, une estudiante de género no binario que rápidamente entra en el radar de Jackson.

Sin embargo, aunque no sea precisamente una recién llegada, una de las grandes novedades de la temporada 3 de Sex Education es Ruby, interpretada por la actriz Mimi Keene.

¡OJO! A continuación se revelan detalles de la temporada 3 de ‘Sex Education’

Netflix

Aún con sus problemas de adolescente -una fotografía de ella desnuda comenzó a circular en la segunda entrega-, Ruby Matthews hasta ahora siempre había sido una de las alumnas populares de Moordale que parecía inalcanzable. Sin embargo, la tercera entrega de Sex Education comienza con ella y Otis manteniendo una relación que al principio ella quiere que sea secreta pero que, poco a poco, se va convirtiendo en algo más.

El día a día de la joven con Otis (Asa Butterfield) nos permite conocer un poco más a fondo la vida del personaje que, lejos de ser idílica y fácil, esconde problemáticas y a una Ruby mucho más dulce, cariñosa y vulnerable de lo que habíamos podido imaginar.

«Espero que Ruby continúe por el camino que ha empezado esta temporada», aseguraba Mimi Keene en entrevista con SensaCine sobre lo que le desea a su personaje en futuras entregas. «Porque [su forma de ser] realmente no había salido a la superficie, aunque viésemos un primer destello de ello en el final de la temporada 2».

Me gustaría continuar explorando su lado más dulce y su parte más emocional, porque ella tiene emociones, no es tan fría. Eso es algo que está interpretando

Respecto a lo suyo con Otis, lo cierto es que los lazos que se forman entre la pareja llegan a tocarnos un poquito el corazón, pero la presencia en la ecuación de Maeve (Emma Mackey) lo complica todo un poco. ¿Qué podemos esperar de su futuro? De momento es pronto para decirlo, pero tanto Butterfield como Keene se muestran ilusionados con la idea de seguir explorando esta relación: «Eso espero. Hemos pasado muy buenos ratos haciéndolo», aseguraba Keene. «Obviamente no podemos predecir qué va a pasar, eso no depende de nosotros, pero definitivamente nos encantaría».

La temporada 3 de Sex Education ya está disponible al completo en Netflix.

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE