La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

La respuesta del creador de ‘El juego del calamar’ ante ciertas similitudes que algunos han considerado plagio

En las redes sociales ha estado circulando una comparativa entre la nueva serie que ahora arrasa en Netflix y la película ‘As the Gods Will’, pero Hwang Dong-hyuk lo tiene claro: «Yo lo hice primero».

A estas alturas de la película, que El juego del calamar es una de las series fenómeno que han hecho historia en Netflix es bien sabido por todos, aunque aún tendremos que esperar para comprobar si la tendencia se mantiene y acaba convirtiendo en la serie más vista de la plataforma de ‘streaming’. También está en duda la temporada 2, puesto que por un lado el creador ha admitido que le resulta agotador simplemente la idea de pensar en crear una nueva entrega, pero también que la forma de hacerlo sería tener un equipo con el que compartir las funciones creativas. Por su parte, Netflix ya ha reconocido estar ideando la forma de dar con la estructura adecuada para sacarlo adelante.

Y mientras El juego del calamar se convierte o no en la serie más vista de Netflix o renueva o no por una segunda temporada, ciertos de miles de fans en todo el mundo siguen dándole vueltas a lo que han visto en sus nueve episodios, a cómo podrían haberse resuelto determinadas pruebas y desgranando detalles y posibles teorías. Y también exponiendo algunas ideas sobre cómo la serie podría continuar.

El juego del calamar está siendo analizada tan al detalle que una de las cosas que comenzaron a circular por las redes sociales al poco tiempo de su debut en Netflix fue una comparativa señalando algunos parecidos con una película japonesa de 2014, As The Gods Will.

Además de la comparativa en una imagen en la que se enfrentan fotogramas de ambos títulos, aquellos que consideran que se trata de un plagio han señalado las similitudes entre las tramas de la serie surcoreana y la cinta japonesa, puesto que ambas tienen como eje central los juegos de supervivencia inspirados en juegos de niños.

El juego del calamar
 

Según la descripción de As The Gods Will, en la cinta se nos presenta a «un joven adolescente que se ve junto a junto al resto de sus compañeros inmerso en un juego mortal en el que se topan con toda clase de iconos japoneses transformados en figuras demoníacas que quieren matarles tales como unas muñecas Daruma o unos letales y gigantescos gatos de Pachinko».

Sin embargo, muchos, incluido el propio Hwang Dong-hyuk, han señalado un detalle importante: El creador de El juego del calamar empezó a trabajar en la serie mucho antes, concretamente en 2008.

De hecho, el propio Hwang abordó el asunto en una presentación con motivo del estreno de la serie, tal y como han recogido varias publicaciones como NMEToday o Yahoo«Es cierto que el primer juego es similar, pero tras eso no hay más parecidos. He trabajado en El juego del calamar desde 2008 y 2009 y ya para entonces había determinado que el primer juego era Luz Roja, Luz Verde».

[Reclamar] Mi propiedad intelectual sobre esta historia no es realmente algo que quiera hacer. Pero su tengo que decirlo, diría que yo lo hice primero

Las declaraciones de Swang son firmes y, de hecho, tras las primeras comparativas nadie ha seguido insistiendo en que el creador coreano se habría inspirado en la cinta japonesa. Al contrario. La historia de cómo hicieron falta 12 años para sacar adelante la serie que tiene locos a los suscriptores de Netflix está dando la vuelta al mundo.

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE