La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

La Radio del Coach de la Birra #YConCervezaEsMejor

Brian Johnson no pudo ver a Axl Rose liderando AC/DC: «Es como encontrar a un extraño en tu casa»

Esto ocurrió en 2016 en plena gira «Rock or Bust», momento en que Johnson comenzó a sufrir una grave condición auditiva y el médico lo obligó a retirarse de los escenarios de manera inmediata.

Brian Johnson se encuentra pronto a estrenar su libro de memorias The Lives of Brian. Entre los episodios que relata allí, el cantante de AC/DC aborda uno de los momentos más críticos: su salida forzada de la banda a causa de un serio problema auditivo y el inmediato reemplazo de Axl Rose.

Esto ocurrió en 2016 en plena gira «Rock or Bust», momento en que Johnson comenzó a sufrir una grave condición auditiva y el médico lo obligó a retirarse de los escenarios de manera inmediata. Este episodio llevó al músico a la «desesperación» total, tal como él lo caracterizó: «Fue una de las conversaciones más difíciles de mi vida, el dolor se hizo peor en las semanas que siguieron cuando el tour simplemente siguió sin mí. Estaba en un precipicio. No me tropecé, estaba en caída libre«.

Este malestar se acrecentó cuando sus compañeros decidieron continuar con la gira y reemplazarlo por Rose. Sobre este reemplazo, Johnson expresó: «Me dijeron que hizo un gran trabajo pero simplemente no pude verlo, especialmente cuando lo has estado haciendo durante 35 años. Es como encontrar a un extraño en tu casa, sentado en tu silla favorita».

Brian Johnson

Brian Johnson.

Lo cierto es que el reemplazo resultó provechoso para AC/DC pero no dejó de ser un gran golpe al ego para Johnson: «No guardo rencor. Fue una situación difícil. Angus y los muchachos hicieron lo que sintieron que tenían que hacer. Dicho esto, después de que la banda emitiera un comunicado confirmando que me iba de la gira y me deseaba todo lo mejor para el futuro, no podía relajarme ni concentrarme en nada, simplemente siempre estaba ahí.»

Así, el cantante británico se abrió completamente sobre cómo este episodio lo desestabilizó emocionalmente y lo puso en jaque, ya que vio en peligro lo que había hecho durante toda su vida: «Simplemente ya no me importaba. Siempre pensé que la mejor forma de irme sería a 180 millas por hora, rodeando una esquina. Golpearías la pared y boom, terminaría todo, sólo así. No me malinterpretes, no quería morir… es sólo que no me habría importado tanto»

Compartir

TU APOYO ES MUY IMPORTANTE